Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La mirada del coleccionista

Can Framis presenta el nuevo montaje de la colección Vila Casas con una veintena de adquisiciones recientes

La crisis no ha ralentizado la actividad del empresario farmacéutico y coleccionista Antoni Vila Casas, que en el último año ha enriquecido su fondo con una veintena de obras de artistas como Rafols Casamada, Hernández Pijuan, Carlos Pazos, Miguel Rasero, Carmelo Hernando y el grafitero-muralista Sixeart. Estas piezas, que confirman su gusto ecléctico y su voluntad de trazar una historia del arte contemporáneo en Cataluña, protagonizan el nuevo montaje de la colección permanente de pintura, que se exhibe en Can Framis, una de las tres sedes barcelonesas de la Fundación Vila Casas.

Desde la inauguración en abril de 2009, es la primera vez que se modifica la exposición permanente, cuyas obras ahora parecen respirar más ya que se ha reducido su numero de 270 a 220 y se han sacado de las reservas una treintena de pinturas nunca expuestas antes. La nueva muestra titulada Travessa d'instants, hace hincapié en la personal mirada del coleccionista y en la relación que se establece entre este, el artista y el visitante, a través de la obra. Una relación que se ejemplifica en una serie de citas de creadores de diversas disciplinas, cuidadosamente elegidas para contribuir a la lectura de las piezas.

El recorrido se abre con un impactante trío formado por Tàpies, Llena y Francesc Ruestes, que da paso a la nueva figuración catalana con Llimós, Claramunt y Artigau y a los artistas del Dau al Set. A lo largo de una sucesión de apartados, repartidos en dos pisos y 3.400 metros cuadrados, la colección despliega bajo la mirada del visitante una verdadera clase de historia del arte catalán contemporáneo. Destacan una enorme tela de Julio Vaquero, que representa una montaña de ordenadores y televisores, acompañada por su esbozo de idéntico tamaño. El itinerario incluye a Alfons Borrell y Jordi Fulla, los dos artistas que abrirán la temporada expositiva de los espacios VolArt 1 y 2, el 22 de este mes.

Tauromaquia

Se mantienen la sala dedicada a la tauromaquia, otra gran pasión de Vila Casas, que cada seis meses renueva la exhibición con piezas inéditas. También se conservan una espectacular superposición de edificios de Jorge Pombo, un paisaje onírico de Perejaume inspirado en el escritor, viajero y coleccionista inglés William Beckford y las obras de Aballí, Agut, Asunción Mateo y Susana Solano. Esta última cierra el recorrido junto con un gran formato de Pérez Porro y dos pinturas enfrentadas de Miguel Rasero, una creada en el 2000 y la otra 10 años después.

Una cita del intelectual Umberto Eco pone el broche final a un itinerario que enlaza con el ciclo de exposiciones temporales El Arte de Coleccionar, que exhibirá selecciones de las principales colecciones de España.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 2 de septiembre de 2011