Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

La Quincena mira a París

El festival musical rendirá homenaje el próximo año a Debussy - La cita donostiarra gana 2.000 asistentes con respecto a 2010

El compositor francés Claude Debussy (1862-1918) inspirará en el 150º aniversario de su nacimiento la próxima edición de la Quincena Musical. El festival clásico donostiarra cerró ayer su 72ª edición con un balance de asistencia positivo -42.000 espectadores, 2.000 más que el año pasado- y un pequeño avance de lo que se disfrutará en 2012. "Todavía estamos en plena discusión, pero me gustaría hacer bastante Debussy y compositores en torno a éste. Ese París de finales del XIX y principios del XX", explicó el director de la cita, Patrick Alfaya.

Entre los avances de la 73ª edición, Alfaya además destacó la presencia de la Orquesta Sinfónica de Bamberg. La formación, "una orquesta maravillosa", según Alfaya, visitará San Sebastián con su director titular, Jonathan Nott, y la Orquesta de París, bajo la batuta de Christoph von Dohnányi, "un veteranísimo maestro". Alfaya también avanzó que la Quincena acogerá el año entrante una ópera de Mozart, todavía por concretar. "No sé cuál porque no es una cuestión que vaya a decidir yo solo. Para que podamos seguir haciendo ópera tenemos que hacerla en colaboración con otros festivales. En septiembre nos reuniremos para decidir qué titulo hacemos", explicó.

El Kursaal acogerá en 2012 una ópera de Mozart todavía por concretar

Patrick Alfaya: "Ha sido una edición que ha funcionado bien. Estoy contento"

"En general ha sido una edición que ha funcionado bien, no voy a decir muy bien porque es muy subjetivo. Estoy contento y el equipo de Quincena está contentó", aseveró Alfaya.

Respecto al área artística, señaló que "el público ha estado contento", pero también que por primera vez se han oído abucheos en el Auditorio del Kursaal. "En la primera función de El barbero de Sevilla se oyeron buh y alguien me preguntó si me preocupaba. Y no, no es una cuestión de chulería, quiero que la gente salga satisfecha pero las apuestas escénicas son las que son", añadió.

El Kursaal, uno de los escenarios principales de la cita, abrió su programación con una adaptación firmada por Joan Anton Rechi de la ópera de Rosssini, en la que la Sevilla del XVIII era sustituida por un plató televisivo.

La Quincena ha cerrado su 72" edición con más de 70 actuaciones programadas y una asistencia total de 42.000 espectadores, una sorpresa para Alfaya, seguro, antes de que arrancase la muestra, de que la cifra de espectadores descendería por la crisis. Las 13 propuestas que han pasado por el Auditorio del Kursaal han reunido a 21.538 personas frente a las 21.256 de 2010, el Teatro Victoria Eugenia, por su parte, con cinco actuaciones -una menos que el año anterior-, ha congregado a 3.000 asistentes, 1.300 menos que el verano anterior.

También con éxito han transcurrido los ciclos de música antigua, contemporánea, Jóvenes Intérpretes y la Quincena Andante. Esta última sección, encargada de acercar la música a otros puntos de Gipuzkoa, consiguió reunir a 1.400 personas en el santuario de Aranzazu, donde el festival rindió homenaje a Xabier Lete.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 1 de septiembre de 2011