Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cataluña fijará en una ley propia su techo de déficit

El Gobierno catalán aprobará lo antes posible una ley de estabilidad presupuestaria que fijará el propio techo de déficit de la Generalitat. El Ejecutivo prevé dar luz verde al proyecto antes de final de año para anticiparse así a la ley orgánica que desarrollará el nuevo artículo 135 de la Constitución, que empezó a tramitarse ayer en el Congreso para controlar el déficit. El plan está en fase incipiente, pero Francesc Homs, portavoz del Gobierno, señaló que deberá ajustarse para que no sea recurrida por el Gobierno central ante el Tribunal Constitucional. "Ya sería la monda", ironizó.

Con la decisión, el Ejecutivo catalán ha querido enviar un mensaje claro de que rechaza la reforma emprendida por tres razones: porque no apaciguará a los mercados al entrar en vigor en 2020; porque interfiere en el autogobierno y porque la considera socialmente "injusta". Homs aludía a que se exige mayor esfuerzo a las comunidades autónomas (el 0,26%) que al Estado (el 0,14%) cuando son aquellas las que tienen las competencias esenciales en servicios del Estado de bienestar.

Tras la reunión del Ejecutivo, presidido por la vicepresidenta, Joana Ortega, ante la ausencia del presidente Artur Mas, cuya hermana falleció el sábado, Homs lamentó que la Generalitat haya sido "despreciada" en todo el proceso. Y recalcó que la ley reflejará lo que ya hace: no estirar más el brazo que la manga. "Si se trata de ganar credibilidad en los mercados, la Generalitat tiene más que unos propósitos de enmienda para 2020", dijo.

Discrepancia de Chaves

La ley precisará el concurso del PP, que no tardó en ponerse la medalla al recordar que fue una de sus condiciones para dar vía libre a los Presupuestos de 2011. "No han inventado nada", dijo el diputado Enric Millo, que explicó que CiU rechazó hace tiempo esa propuesta del PP pero que rectificó para aprobar las cuentas. Millo tildó de "pataleta de niños pequeños" que CiU no votara el cambio constitucional.

Mientras, el vicepresidente y ministro de Política Territorial, Manuel Chaves, pidió a CiU "generosidad" en la reforma. En la conferencia inaugural en el Congreso Mundial de Economía Regional, en Barcelona, discrepó de que CiU impulse su propia ley: "A ver qué propone, pero las leyes no las hacen solo los parlamentos autonómicos; también se hacen en el Congreso".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 31 de agosto de 2011