Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Camacho decidirá la próxima semana si vuelve a ser candidata

La popular se reunirá con Rajoy para acordar quién será el cabeza de lista

La margarita se está deshojando pero falta poco. El Partido Popular (PP) decidirá la próxima semana quién será el cabeza de lista por Barcelona en las próximas elecciones generales. La presidenta del partido en Cataluña, Alicia Sánchez-Camacho, se reunirá la próxima semana con el presidente del PP, Mariano Rajoy, aprovechando una reunión del partido en Madrid, para determinar si se presenta como candidata el 20-N o si se apuesta por otra alternativa como la que encarna Jorge Fernández Díaz, actual tercer vicepresidente del Congreso, dispuesto a aceptar el reto. El plazo para anunciar la decisión oficial se ha fijado para el 26 de septiembre.

"Estoy muy a gusto con mis responsabilidades", dijo ayer la líder del PP en alusión a su trabajo en el Parlament y a su objetivo de que los populares se conviertan en partido de gobierno. Pese a esas declaraciones, fuentes del PP aseguraron que Sánchez-Camacho no estaba insinuando que renuncie a ser candidata aunque ahora ya sea diputada autonómica y senadora. La decisión se tomará con la entrevista con Rajoy. Sea o no cabeza de cartel, lo que está claro es que la líder del PP se implicará de forma muy intensa en la campaña y no solo en Cataluña con el objetivo básico de arañar votos al PSC. Los socialistas sacaron al PP en 2008 un millón de votos, definitivos para explicar la victoria de José Luis Rodríguez Zapatero y la derrota de Rajoy.

Jorge Fernández Díaz está dispuesto a ser el 'número uno' por Barcelona

Igual que en las municipales, participará en actos en toda España. En mayo, ya estuvo en Asturias, Valencia, Castilla-La Mancha, Castilla y León y Andalucía. El PP quiere aprovechar la popularidad de Sánchez-Camacho: es muy conocida entre el electorado del PP -saben quién es entre el 85% y el 90%- y tiene una aceptación entre sus votantes del 7,26%, de acuerdo con la última encuesta del Centro de Estudios de Opinión (CEO). Si el PP gana el 20-N, se perfila como candidata a asumir algún ministerio.

Al margen de que dirige el partido, Sánchez-Camacho es diputada y si concurriera en las generales debería renunciar a su escaño en el Parlament. Y en esa tesitura gana fuerza la posibilidad de que sea Jorge Fernández Díaz, un hombre desde hace años muy próximo a Rajoy, quien asuma la cabeza de lista en lugar de Dolors Nadal, impuesta por Rajoy en 2008 en unos momentos convulsos para el partido.

"El candidato del PP catalán es Rajoy, frente a Josep Antoni Duran y Carme Chacón, que representan el apoyo a Zapatero", dijo la líder del PP, que solo señaló que el partido apuesta por la "renovación y la experiencia". Además de la alternativa de Fernández Díaz, se barajan la de Jorge Moragas -no se descarta que sea el número dos- y, en menor medida, José Luis Ayllón, secretario de la portavoz del PP en el Congreso, Soraya Saénz de Santamaria.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 30 de agosto de 2011