Las fuerzas rebeldes conquistan el cuartel general de Gadafi

Los insurgentes controlan ya la mayor parte de Trípoli - El dictador y su familia siguen en paradero desconocido

El lugar que simbolizaba el poder de Muamar el Gadafi, el sitio que los rebeldes libios juraron conquistar desde que el pasado 15 de febrero comenzara la rebelión contra el dictador, cayó ayer. Sin resistencia, los sublevados lograron entrar en Bab el Azizia, el fortín del tirano. No se le encontró, pero la algarabía se apoderó de Trípoli. Mucha gente acudió al palacio y los disparos de celebración se oyeron también en Zauiya, a 50 kilómetros de la capital.

Nadie respirará tranquilo en Libia hasta que Gadafi sea detenido. A pesar de que el conflicto está lejos de terminar, los insurgentes controlan casi todo Trípoli. Jóvenes, mujeres y hombres se atrevieron a salir a las calles para abrazar la bandera de la Libia monárquica. Daban por hecho que Gadafi y sus 42 años de dictadura eran historia.

Combatientes rebeldes celebran la toma de Bab el Azizia, el palacio presidencial de Gadafi en Trípoli.
Combatientes rebeldes celebran la toma de Bab el Azizia, el palacio presidencial de Gadafi en Trípoli.SERGEY PONOMAREV (AP)
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS