Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rubalcaba adopta el papel de portavoz de las medidas positivas del Gobierno

El candidato socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha asumido el papel de portavoz de las buenas noticias del Gobierno. Hace días promovió negociaciones entre los sindicatos y los empresarios para lograr un pacto de rentas que modere los beneficios empresariales y los salarios, y ayer anunció la prolongación de subsidios para parados de larga duración.

Rubalcaba propuso que se prorrogue la ayuda de 400 euros, conocida como programa Prepara, "al menos" otros seis meses más, ante su finalización el próximo 16 de agosto. Lo hizo después de reunirse con los miembros del equipo económico que elabora su programa electoral, entre ellos el ministro de Trabajo, Valeriano Gómez. "Deberíamos renovarlo y pienso que el Gobierno debería renovarlo al menos por otros seis meses, de forma que quien se queda sin ayuda pública y está en desempleo pueda tener esos 400 euros a cambio del compromiso de buscar activamente empleo", explicó.

Poco después de hacer la petición en la sede de Ferraz, la vicepresidenta económica, Elena Salgado, aseguró en Radio Nacional que el Gobierno estudiará la medida en el Consejo de Ministros del 26 de agosto. "El programa Prepara tiene vertientes extraordinariamente interesantes y merece la pena considerar su prórroga", aseguró Salgado.

También alabó la propuesta de pacto de rentas, dejando también en manos de los agentes sociales su concreción. "Las empresas tienen que ganar competitividad, es más necesario que nunca ser más competitivos para seguir exportando ante una situación que no es tan buena como pensábamos hace unos meses", dijo.

Rubalcaba, además, pidió al Banco Central Europeo (BCE) que baje los tipos de interés en la zona euro, para facilitar la reactivación de la economía europea, que está empezando a dar "síntomas preocupantes". El candidato socialista se ha dirigido por carta a todos los partidos socialistas europeos, incluidos los de los países que no forman parte del euro, para que se agilicen las ayudas a Grecia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 12 de agosto de 2011