Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

China niega estar detrás de la gran operación de ciberespionaje

Acusa a la compañía denunciante de buscar la notoriedad

Ha sucedido lo esperado. Después de que se insinuara de que China podría ser el Gobierno que estuviera detrás de la operación de ciberespionaje descubierta esta semana, las autoridas de aquel país han desmentido rotundamente su vinculación con la misma. El Diario del Pueblo, informa AFP, considera estas acusaciones irresponsables y afirma que es insostenible vincular al Gobierno chino con la acción de los piratas. El informe de McAfee, que no citaba a China, tendría como único objetivo aumentar la cartera de clientes de la citada empresa.

La consultora de seguridad en Internet McAfee difundió un estudio en el que asegura tener pruebas de que, durante cinco años, una serie de espías cibernéticos se infiltraron en las redes y servidores de instituciones internacionales que abarcan desde el Gobierno norteamericano al Comité Olímpico Internacional y empresas militares.McAfee no dio específicamente el nombre de la mano que se encuentra tras esos oscuros asaltos, pero el tipo de espionaje, que afectó a 72 instituciones en Europa, Norteamérica y Asia, vuelve a proyectar sospechas sobre China. Entre los infiltrados se encuentran rivales tradicionales de ese país, como los Gobiernos de EE UU, Taiwán, Japón y Corea del Sur; diversos comités olímpicos en el contexto de los juegos de Pekín de 2008, y el grupo de naciones del sureste asiático en la ONU. La cantidad de información sustraída alcanza los billones de kilobytes. "Si una fracción de ellos se usa para competencia empresarial o para negociar con rivales", explica Dmitri Alperovitch, vicepresidente de investigación de amenazas de McAfee, "esta sustracción significa una amenaza económica masiva, no solo a industrias o compañías individuales, sino a países enteros".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 5 de agosto de 2011