Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aralar reprocha a la coalición que coloque banderas por los presos en Bera

Los representantes de Aralar de Bera reprocharon ayer la actitud de Bildu en el chupinazo celebrado el pasado martes en la localidad navarra, cuando la coalición abertzale decidió colgar del balcón del Ayuntamiento una bandera que pedía el acercamiento de presos, además de unos pañuelos con los nombres de los presos del municipio. Aralar explicó que esta iniciativa rompía el consenso alcanzado días antes entre todos los grupos de no colocar ningún símbolo en la fachada consistorial y "enrarecía" el ambiente festivo.

Además, Aralar denunció que tras estos incidentes han aparecido pintadas en las paredes del Ayuntamiento contra Marisol Taberna, alcaldesa del municipio por la citada formación, -se podía leer en euskera la frase "El Ayuntamiento no es tu chiringuito"- e instan a Bildu a posicionarse de una forma "clara y firme" al respecto. Según recalcaron, "la paz hay que empezar a trabajarla en los pueblos y no sólo en los discursos de algunos representantes".

Aralar reclamó a la coalición independentista un posicionamiento claro sobre la aparición de las pintadas, "tanto en el municipio como en Navarra", porque esta actitud "no concuerda con el lema de que estamos en un nuevo ciclo político", como proclama Bildu de forma reiterada. En la práctica, añaden, "más que un cambio de actitud, Bildu ha optado en Bera por tensionar y enrarecer el ambiente".

Más pintadas

No es la primera vez que han aparecido pintadas de este tipo en la fachada del Ayuntamiento de Bera. En junio, tras conocerse el acuerdo entre el PNV y Aralar para dar la alcaldía a la cabeza de lista de esta última formación, se escribieron en euskera frases como La alcaldía no es un regalo, hay que merecerla o Fuera ladrones del Ayuntamiento.

En las elecciones municipales del 22-M, Bildu fue la lista más votada con 612 votos, 60 más que Aralar. Ambas formaciones consiguieron cuatro concejales; dos el PNV y uno UPN. Días después llegó el acuerdo entre Aralar y PNV, que se presentaron a estos comicios municipales por separado y no bajo la denominación Nafarroa Bai, como la maoría de los municipios de la comunidad foral. Los ediles del PNV votaron Taberna, gracias a un pacto de investidura que fue duramente criticado por los representantes de Bildu.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 4 de agosto de 2011