Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Privilegio de funcionario

Acabo de leer en su diario que el consejero de Economía de Cataluña, Andreu Mas-Colell, dice sobre los funcionarios lo siguiente: "que sean conscientes del gran privilegio que es la estabilidad de sus puestos de trabajo". Pues bien, ese gran privilegio me lo gané yo solo tras cuatro años de combinar trabajo y estudio. Para ganarlo tuve que aprobar dos exámenes con mejor nota que los otros 4.000 aspirantes. Se llama oposición.

No voy a pedir perdón por haber gastado un montón de dinero en libros y academias, haber consumido todos los días de vacaciones que tenía en estudiar, haber dedicado cientos de horas a prepararme y, en definitiva, haber dejado de vivir durante esos cuatro años. Estoy harto de que me insulten continuamente en discursos vacíos que llenan con mensajes acusadores hacia los funcionarios con la única intención de desmontar un Estado de bienestar que son incapaces de mantener por su incompetencia. Déjenme en paz y trabajen para arreglar sus desaguisados, si es que saben cómo hacerlo, cosa que dudo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 3 de agosto de 2011