Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
DEULOFEU | Extremo del Barcelona | FÚTBOL | Campeones europeos sub 19 y futuras estrellas

Tan bueno como descarado

En el Barcelona lo tienen claro: de Gerard Deulofeu (Girona, 1994), una de las grandes sensaciones de la España sub 19 campeona de Europa, mejor no hablar. Seguramente porque su talento es tan enorme que invita a soñar en la misma medida que exige ciertas cautelas, se trata de protegerlo. El problema del Barça con Deulofeu no es que venga un magnate desde Londres o Madrid, pague y se lo lleve, que también; el principal problema es que el extremo rompa mal y su talento se oculte bajo capas de mercadotecnia. "Es un caramelo para los medios", admiten con el gesto torcido al señalar a un futbolista más parecido a Cristiano Ronaldo que a Messi, un talento puro que puede explotar en cualquier momento.

"Tiene el atrevimiento que suelen tener los jugadores del Madrid", dicen en el Barça

"Está por hacer", insisten las fuentes del conjunto azulgrana consultadas mientras el chaval viaja a Miami para incorporarse a la disciplina del primer equipo, citado por Pep Guardiola, que viene contando con él para trabajar con los mayores desde que le citó por vez primera el 20 de enero de este año, siendo jugador del Juvenil A. Poco después, el 1 de marzo, a los 16 años, Luis Enrique le hizo debutar en la Segunda División con el filial, en el que empezará, en principio, este curso.

Dicen que es una bomba a punto de explotar y que Guardiola vive rendido a su descaro. Así que puede aparecer en escena en cualquier momento. "Hay que verle encarar a Abidal como si jugara frente a un juvenil", cuentan desde el primer equipo. En el Barcelona es fácil escuchar que Deulofeu tiene algo de futbolista del Madrid. "Tiene ese descaro, ese atrevimiento y esa confianza que desde muy jóvenes siempre han tenido los madridistas", reconocen en el vestuario del primer equipo. Precisamente por eso en el club admiten que Deu es un ejemplo de trabajo formativo por la paciencia y lo mucho que se le ha cuidado.

Deulofeu lleva el sello de La Masía, en la que ha vivido desde que llegó al Benjamín A siendo un talento en estado puro. Bueno como ninguno, no son pocas las anécdotas que aúnan su capacidad de superdotado con su arrogancia. Este año, sin ir más lejos, contra la Damm, fue sustituido antes de terminar el partido. Camino de los vestuarios, les soltó a un par de adversarios: "Luego pasaros por el vestuario, que os firmaré un autógrafo". Se lió. Al día siguiente, Óscar García Junyent, su entrenador, pese a ser consciente de que le habían pegado, insultado y hasta escupido, le recriminó la reacción invitándole a pedir perdón. Llamó y se disculpó.

"Es un trozo de pan. Tiene sus cosas, pero es un buen chaval, muy majo", asegura un compañero del Juvenil, que, claro, tiene prohibido hablar. Muy carismático entre sus compañeros, "es diferente del resto, eso le define", sostiene Fran Sánchez, que lo tuvo a sus órdenes en el Infantil A y el Cadete B. "Es letal en el uno contra uno e imprevisible", considera Sánchez, que añade: "Ha mejorado muchísimo y está muy centrado". Además, dos exjugadores azulgrana, Sergi Barjuán, en el Juvenil B, y Óscar García Junyent, en el A, le han mejorado su trabajo defensivo. Óscar llegó a ponerle vídeos de Messi trabajando sin el balón para que aprendiera. "Tiene 17 años, es muy bueno y buen chico. Lo único que necesita es que le dejéis en paz", dice Óscar, al que tampoco dejan hacer declaraciones. En el Barça, de Deulofeu (Dios lo hizo, literalmente) se disfruta, no se habla.

La selección española sub 19 de Ginés Meléndez ya lo ha hecho en el Europeo de Rumanía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 3 de agosto de 2011