Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La venta de turismos acumula una caída del 24,1% hasta julio

El sector prevé un descenso del 15% en el conjunto del año

Con un mercado laboral que no logra recuperar el pulso y el consumo sin levantar cabeza, las ventas de turismos volvieron a caer en julio por 13º mes consecutivo. Según las patronales de fabricantes, Anfac, y vendedores, Ganvam, el mes pasado hubo 78.913 matriculaciones, el 4% menos que el año pasado. La bajada es mucho menor que otros meses por un efecto estadístico: en julio de 2010 se acabaron las ayudas del Plan 2000E y el IVA subió dos puntos, lo cual hundió las ventas el 24%, hasta llegar a los niveles de 1995. Los malos datos que arrastra el sector llevaron ayer a las patronales a rebajar sus previsiones de ventas para este año de las 900.000 a las 830.000 unidades. Eso supone vender el 15,4% menos que en 2010.

La patronal rebaja su previsión de 2011 por el deterioro del mercado

El recorte en las previsiones se da después de que en los siete primeros meses del año se hayan vendido 521.130 vehículos y todoterrenos, el 24,1% menos que en el mismo periodo de 2010, cuando a principios de enero el sector preveía que 2011 fuera similar al año anterior. "No hay ningún elemento que permita atisbar algún signo de mejora en el mercado en lo que queda de año", aseguraron las patronales en un comunicado. Y lo que es peor: tampoco esperan que el sector se reanime en 2012.

Las ventas a particulares fueron las que más acusaron el bajón del mercado. En julio hubo 39.054 transacciones, y en lo va de año, 230.625, lo cual supone una caída del 44% y, si se compara con datos de antes de que irrumpiera la crisis, del 60%. Las operaciones para empresas de alquiler de vehículos retrocedieron durante los siete primeros meses del año de forma más modesta, el 5,6%, con 125.664 unidades. En cambio, las ventas a empresas mantuvieron su tendencia al alza y, con 164.841 operaciones, acumulan un aumento del 4,3%. Un portavoz de Anfac explicó que tradicionalmente julio es uno de los mejores meses de ventas, puesto que los compradores quieren irse de vacaciones con el coche nuevo. Los malos datos han llevado a rebajar las expectativas para todo el año. En caso de cumplirse la previsión de las patronales, España cerrará 2011 con los peores datos de los últimos 18 años. La patronal considera que, en un mercado en el que los analistas estiman que deberían venderse entre 1,3 y 1,4 millones de turismos al año, las ventas están lastradas por la falta de confianza del consumidor y por el cierre del grifo crediticio, ya que el 75% de las operaciones se cierran con financiación ajena. Pero además, las patronales reclaman un plan específico de ayudas para la renovación del parque de automóviles. Este, según dicen, tiene una antigüedad de 10 años, cuando la media en la Unión Europea es de siete.

Seat lideró de nuevo las ventas en julio y en lo que va de año mantiene su hegemonía, por encima de su matriz Volkswagen, al colocar dos de sus modelos entre los 10 más vendidos. El turismo más solicitado fue, no obstante, el Renault Mégane.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 2 de agosto de 2011