Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Prójimas anónimas

Inmigrante digital

Hoy llego al curro la primera -los modernos vienen de 12 a 21, así empalman el after-work con el after-hours- y veo mi pantalla cubierta con una esquela. Casi la palmo. El finiquito, pensé, de esta me jubilan. "Su equipo ha migrado. Contacte con CAU7777 con la referencia MAW7CUL02", decía, así de claro. Lo de CUL02 me sonó fatal. Seguro que han pillado a alguno viendo porno y quieren endosarme el muerto. Esto va a ser mobbing de ese, y vale que podría ser la abuela de todos estos, pero hasta los 67 de aquí no me mueve ni Cristo, y me falta un lustro. Yo me meto en el hola.com, vale, pero de eso a lo otro hay un mundo, a mí que me registren.

Eso querían, registrarme. Los de sistemas están colocando ordenadores nuevos baratos y retirando por caros los viejos. Como los de personal, no te digo, tanto misterio para eso. En estos trabajos de ahora no gana una para sustos. Llevo 10 trienios en la casa, pero desde que me desterraron a la web vivo al minuto. Bastante tengo con salvar el culo. Que soy inmigrante digital, dicen, y no nativa como ellos, qué perra con las migraciones. Si es por las pintas estoy de acuerdo: yo para currar me visto como es debido, y a estos aborígenes no los sacas de las chanclas y las bermudas.

Que soy más analógica que las persianas, me salta una enterada. Por lo tecnófoba. Y por lo que me enrollo. Ella, que tiene un blog donde perora de todo. Pues no va y cuelga el otro día una ecografía para anunciar al mundo que está preñada. Si eso no es autobombo, que venga Jobs y lo vea. Se creerá muy moderna y muy autóctona, pero los 45 no los cumple, te lo digo yo que le hago la nómina. Yo que ella, me espero un poco más y soy portada de Nature, pero no se lo digo ni muerta, menudos son ellos.

A la cara ni te hablan, pero al teclado no callan. Se brean a whatsapps, facebooks y twitters. Están comiendo, lo estás viendo. Se están apareando, te lo están contando. Así tengo la cabeza. Cada segundo les salta una alerta. No me extraña que tuit signifique pío. Yo soy cotorra, pero me superan. Con tanta melodía y tanto trino esto parece la pajarería de Faunia.

Yaya, me llaman, porque me quedo a ratos traspuesta. ¿No se echan ellos sus siestas digitales y nadie les dice nada? No saben con quién se la juegan. Mira Rubalcaba: sudando tinta tuiteando a dos dedos, para lo que hemos quedado los de mi quinta. Yo tengo 250 pulsaciones, para algo soy taqui-meca. Hoy abro una cuenta y con mi labia y lo que han visto mis ojos, empiezo a soltar por esta boca y me los como. Como que me llamo @Encarna que llego a trending topic.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 31 de julio de 2011