Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:FÚTBOL

Mourinho tiene las llaves de todo

En su segundo año en el Madrid, y sin Valdano, el portugués impone sus reglas de juego

Dijo José Mourinho en una entrevista a principios de junio que con la salida de Jorge Valdano él no tenía más poder del que tenía anteriormente. "Yo seré simplemente el entrenador, nada más. El Madrid busca simplemente un nuevo modelo de organización. Una muy buena estructura no garantiza los éxitos, pero una no adaptada a los tiempos seguramente asegure el fracaso", declaró en la Cadena Ser. En esa nueva estructura él es el capitán general. En esa nueva estructura, y con permiso del presidente, Florentino Pérez, ha dictado sus reglas de juego. Todo está bajo su supervisión. Y todo (más allá de la política de fichajes) es todo lo relacionado con la comunicación en cada departamento que tenga que ver con el primer equipo: médico, seguridad, prensa, y hasta la alimentación. En esa nueva estructura ya no hay espacio para el doctor Hernández -que llevaba más de 10 años en el club y ha sido reubicado dentro de Sanitas- y tampoco para Chechu, el cocinero que llevaba cuatro años detrás de los fogones de Valdebebas. Ha sido sustituido por otro.

UNION FILADELFIA 1 REAL MADRID 2

Union Filadelfia: Mondragón (MacMath, m. 65); Valdés (Miglioranzi, m. 75), Califf (González, m. 75), Williams (Richter, m. 81), G. Farfán (Paunovic, m. 82); Nakazawa (M. Farfán, m. 46), Carroll (Okugo, m. 70), Mapp (Pfeffer, m. 70); Daniel (Torres, m. 46), Ruiz (Mwanga, m. 46) y Le Toux (McInerney, m. 65).

Real Madrid: Casillas (Fernández, m. 46; Mejías, m. 68); Arbeloa (Nacho, m. 68), Carvalho (Pepe, m. 46), Varane (Joselu, m. 73), Casado (Marcelo, m. 46); Granero (Kaká, m. 46), Xabi Alonso (Albiol, m. 46) Özil (Coentrão, m. 46); Benzema, Rodríguez (Cristiano Ronaldo, m. 46) y Callejón.

Goles: 0-1. M. 2. Callejón. 0-2. M. 11. Özil. 1-2. M. 80. M. Farfán.

Árbitro: Alex Prus (Estados Unidos). Sin amonestados.

Unos 57.000 espectadores en el Lincoln Financial Field de Filadelfia.

Lo relacionado con la comunicación en cada departamento está bajo su supervisión

La obsesión del técnico con las filtraciones ha hecho que ya desde la pretemporada en Los Ángeles los empleados, ya sean médicos, responsables de seguridad, utileros, director deportivo, huyan de los medios. Nadie quiere que Mourinho les vea charlar con los periodistas antes o después de los entrenamientos o de los partidos. Sin permiso de Mou no se puede hacer nada. Cuando la víspera del partido contra los Galaxy le preguntaron al portugués por las renovaciones de Pepe y Sergio Ramos, contestó: "Yo ya lo sabía desde hace mucho tiempo. El Real Madrid parece que está cambiando un poco, porque ahora la prensa sabe las cosas cuando nosotros queremos que las sepa, no como antes". Sin embargo, Sergio Ramos ni había firmado todavía.

Es solo uno de los mensajes que ha lanzado Mou en las últimas dos semanas. Después del primer amistoso, el pasado día 16, le preguntaron en sala de prensa por Zidane, por lo que suponía tenerle al lado, y respondió con uno de sus proclamas. "Mucha gente hasta de nuestro propio grupo de trabajo se ha quedado sorprendida hoy de que estuviéramos todos en el vestuario antes del partido... equipo, cuerpo técnico, utileros, jefes de prensa... Somos un grupo diferente respecto al año pasado", dijo. Ese nuevo grupo, en el que ya no está Jorge Valdano (tenía prohibido entrar al vestuario), está cerrado de puertas hacia dentro y hacia fuera. Óscar Ribot, uno de los responsables de comunicación del Madrid, preguntado por cómo cambiará este año la política de comunicación del club con Mourinho al mando, contestó: "No tengo nada que decir. Son costas internas que serán comunicadas a su tiempo".

En toda la pretemporada (14 días) solo ha habido un entrenamiento a puerta abierta entero. El equipo ha trabajado en doble sesión y los medios y los aficionados solo han podido asistir a los primeros 15 minutos (normalmente estiramientos) de una de ellas. Los jefes de prensa por primera vez no han distribuido las hojas con el plan de trabajo semanal. Desde que el equipo llegó a Los Ángeles informaron de que todo se decidiría de un día para otro. El plan semanal, sin embargo, sí fue enviado a los responsables de prensa del Galaxy, quienes a su vez se lo reenviaron a los medios españoles acreditados.

Los jugadores no han concedido ninguna entrevista por orden del entrenador, quien sí tuvo una charla con la web del club nada más aterrizar en Los Ángeles. ¿Por qué lleva tanto tiempo sin conceder una entrevista?, le preguntaron. "No es necesario. Hay tanta gente que habla de mí, que me mete en portadas y que me acusa de hablar. Luego son ellos los que hablan de tema zanjados. No tengo que hablar, otros hacen el trabajo por mí", contestó. En los cinco siguientes días sí habló con dos medios más. Concedió una entrevista a la ESPN (la tele que tiene los derechos de los amistosos del Madrid en Estados Unidos) y otra a la televisión portuguesa RTP. Para esta puso como condición no hablar de fútbol.

Nadie en el Madrid sabe o quiere contestar si se seguirá la misma política. Preguntado si alguien sustituirá a Jorge Valdano en las entrevistas en el palco después de los partidos, Antonio Galeano, director de comunicación del club, contestó: "Ya veremos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 25 de julio de 2011