Reportaje:

La Galicia enlatada

Acuerdo para digitalizar el archivo de TVE al cumplir 40 años en la comunidad

Otero Pedrayo explicándole en batín a un entrevistador muy barbado que su generación "solo" había intentado preservar la esencia de un país negado. Paco Vázquez justificando en un plató la necesidad de la autodeterminación de Galicia. Cunqueiro lanzando una proclama en defensa del idioma gallego "para bien y decoro del mundo". Todos esos momentos no se perderán como lágrimas en la lluvia gracias a que permanecen en el archivo del Centro Territorial de TVE en Galicia. O más bien -porque en un archivo, lo que no se sabe dónde está es como si no estuviese- gracias a que se catalogarán y se digitalizarán.

El director de TVE, Santiago González, el conselleiro de Cultura, Roberto Varela, y el presidente del Consello da Cultura Galega, Ramón Villares, firmaron ayer un convenio por el que la televisión pública pone sus fondos gallegos en manos del personal del Consello, que los identificará y catalogará. La Xunta asumirá los costes de limpiar y digitalizar los fondos guardados en latas, que quedarán depositados en la Cidade da Cultura a disposición de los investigadores.

En los ochenta toda la emisión era en gallego excepto las noticias militares

El convenio es la mejor celebración del 40º aniversario del Centro Territorial de TVE en Galicia, que empezó sus emisiones el 25 de julio de 1971. Desde entonces hasta 1986, año en que el vídeo sustituyó por completo al cine, se guardan en las instalaciones de Bando-San Marcos (después de dos mudanzas, Rúa do Vilar y Pazo de Raxoi) unos 4.000 soportes fílmicos, que suman alrededor de 250 horas de 15 años de la vida de Galicia.

"Son la memoria visual del tardofranquismo, de la Transición y de los primeros pasos de la Autonomía", dice el actual director del centro, Xabier Fortes. "Son casi 5.000 películas de tres minutos que son más importantes que tener 1.000 películas de dos horas porque son más diversas. Hay de todo", asegura Fortes. Hasta ahora se había pasado a vídeo únicamente el 15% de todo ese material, que sirvió para realizar dos series de reportajes, sobre la Transición y sobre los 25 años de Autonomía.

Hay de todo, desde luego. Reportajes de costumbres, visitas de Franco, partidos del Deportivo en Tercera y Segunda B... Alberto Núñez Feijóo se emocionó ayer, en el acto protocolario celebrado en la Cidade da Cultura, que sirvió de plató para un Telexornal monográfico en directo, cuando le pusieron en la moviola una cinta de Os Peares, su localidad natal, y reconoció en las imágenes a su padrino.

"Las noticias más frescas eran las políticas, las que tenían lugar en Santiago, las otras se daban cuando llegaban las cintas en Castromil, mucha crónica telefónica...", recuerda uno de los presentadores emblemáticos de TVE en Galicia, Xoán Barro, que llegó en 1980 y se fue ya en la década presente. "Lo que más me extrañó era que en lo que entonces se llamaba Panorama de Galicia se emitía todo en gallego, excepto las noticias militares". "Es que como muchos vienen de fuera...", le explicó mucho después el que fue primer director del centro, Eugenio Pena.

Los medios nunca fueron el fuerte del centro. Buena parte se consiguieron "olvidando devolver" equipos que venían temporalmente, para cubrir acontecimientos, desde Madrid. Las dos cámaras fallaban en directo y, una vez, también el trípode de la superviviente, por lo que Barro tuvo que presentar escorado para compensar la inclinación.

Carlos Fernández recuerda como hito profesional la retransmisión del traslado de los restos de Castelao. "La pena es que, como no había vídeo, lo que se hacía en directo no se grababa", lamenta Barro. Lo que tampoco está es el reportaje de una meiga de Ourense, recuerda Fernández, "que se mandó por Castromil pero nunca llegó, nunca supimos por qué".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS