Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Precintada una discoteca de Heron City por permitir el uso de drogas

La Canela, una de las discotecas latinas del centro comercial Heron City, en Nou Barris, estará cerrada por seis meses. El Ayuntamiento de Barcelona, que informó del precinto ayer mediante una nota, encontró durante una inspección que en su interior "se permitía el consumo de drogas o no se actuaba con diligencia a la hora de impedir dichas sustancias en el local". Es el segundo precinto del local en dos años.

El Consistorio anunció el cierre una semana después de que se presentara una reyerta en el interior de otra discoteca cercana, Grande Liga. La riña dejó nueve heridos, todos de origen latinoamericano. Desde hace varios meses, la Guardia Urbana y los Mossos d'Esquadra montaban un dispositivo preventivo de seguridad en la zona; sin embargo, el día de la pelea no se realizó el despliegue. Una portavoz del Consistorio explicó que el expediente a La Canela "se había abierto desde tiempo atrás".

El fin de semana pasado volvió la presencia policial a la zona. Su actuación dejó como balance 120 denuncias por incumplimiento de la ordenanza de civismo, el levantamiento de ocho actas por posesión de drogas y la realización de 223 pruebas de alcoholemia, 26 positivas. También se detuvo a seis personas por delitos contra la seguridad de tránsito.

El 15 de julio del año pasado, el Ayuntamiento cerró y precintó las salas La Canela, La Pascana Piraí, Enjoy y Mil Pasos por los "constantes alborotos" que originan los clientes "tanto dentro como fuera de los locales". La última de estas discotecas está pendiente de la resolución de un expediente sancionador. Otra, Catrachos, está cerrada cautelarmente por orden de un juez.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 19 de julio de 2011