Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Escena

Artistas junto al mar

El Primer Festival de las Rías Baixas se llena de grandes figuras de la escena

La crisis ha hecho su entrada triunfal arrasando, entre muchas otras cosas, iniciativas de artes escénicas e incluso festivales enteros. Cuando el director teatral y figurinista Miguel Narros y el actor Sancho Gracia comenzaron a pensar en crear un festival panorámico de artes escénicas en las Rías Baixas, la crisis no se había presentado en todo su esplendor. Pero, ambos muy curtidos en las tablas, decidieron seguir con un ambicioso proyecto que pretende poner a esta zona gallega en el mapa de los mejores certámenes europeos.

Imaginación, pluralidad, apuestas de riesgo y una extensión territorial que abarca de Vigo a Pontevedra. Así es el Primer Festival Internacional Rías Baixas, que arrancó el 1 de julio y se extiende hasta el próximo sábado con música, danza y teatro, además de un programa de actividades paralelas. En él destacan las clases magistrales de Teresa Berganza y un ciclo de mesas redondas. Ya han pasado por allí Julio Bocca y el Ballet Nacional SDRE de Uruguay.

Esta semana, el festival entra en su ecuador y allí están algunos de los platos fuertes de la programación, como la compañía de danza contemporánea canadiense La La La Human Steps (Vigo, días 19 y 20) y dos conciertos de postín: Ana Belén acompañada al piano por Rosa Torres-Pardo (día 21, Vigo) y Luz Casal (día 23, Pontevedra). Ana Belén y Rosa Torres-Pardo engarzan un repertorio que une a Mozart con Mompou, Chopin y Alberti bajo el lema Música callada, la vida rima.

Edouard Lock, coreógrafo y director de La La La Human Steps, estará en Vigo para presentar su última y controvertida creación ya vista en Holanda y EE UU, basada en las óperas barrocas Dido y Eneas (Henry Purcell) y Orfeo (Gluck) en una revisión orquestal de las partituras realizada por el compositor británico Gavin Bryars. Lock, en una estética que oscila entre el minimalismo y una nueva conceptualización del espacio barroco, despliega todo su talento en el usufructo radical de la técnica balletística; para él, "la frialdad inherente a las estructuras barrocas permite una coreografía precisa que convive con una composición musical a la vez muy precisa y que alienta a mirar el tema desde una distancia".

El festival se cierra con una cita singular el día 22 en el Auditorio de Vigo: Versos bandoleros y canciones escondidas, ideado por Manolo Matji, dirigido por Miguel Narros y con Sancho Gracia en solitario sobre la escena. Para Narros, este es "un espectáculo poético y pensado a la medida del versátil y sorprendente talento del actor". En él, relata historias autobiográficas junto al canturreo de tangos y boleros, a la vez que recita los poemas que marcaron su vida.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 18 de julio de 2011