Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Desarticulada en Miami una red de narcos que vendía droga en Madrid

Los detenidos del clan de Los Miami se enfrentan a 20 años de prisión

Las autoridades estadounidenses detuvieron la semana pasada al cabecilla de la banda de Los Miami, Álvaro López Tardón, y a otros cuatro miembros de la red delictiva en Miami, según informó el pasado jueves la fiscalía del sur de Florida.

Los detenidos -Álvaro López Tardón, Artemio López Tardón, Fabián Krentz, David W. Pollack y Vicente Orlando Caredelle- están acusados de blanquear 26 millones de dólares (unos 18 millones de euros) procedentes de la venta de cocaína colombiana en Madrid. Artemio, que pasaba largas temporadas en España, se encargaba de distribuir y vender los estupefacientes en la capital española, según la fiscalía estatal del distrito sur de Florida. Después enviaba el dinero a su hermano Álvaro, en Miami, que junto a sus socios Krentz y Pollack, lo lavaban a través de la compra de más de una docena de apartamentos y automóviles de alta gama.

Los agentes se han incautado de 17 coches de lujo, entre ellos, un Rolls-Royce, un Ferrari Enzo, un Aston Martin, un par de Lamborghinis, un Bugatti Veyron y varios Mercedes-Benz. Algunos de ellos, valorados en más de 600.000 euros, según el informe de la fiscalía.

El clan, con una fuerte estructura piramidal, se fundó a finales de los noventa en Madrid. La banda, dedicada al tráfico de drogas, ajuste de cuentas y extorsiones, logró el control de puestos estratégicos en discotecas de la capital española. Durante una temporada nadie podía ejercer de portero de discoteca si no daban el visto bueno. Con ese control de locales de moda de Madrid, Alcalá de Henares y Coslada vendían la droga y trabajaban como matones.

En 2004, sin embargo, los hermanos López Tardón se separaron del grupo liderado por Juan Carlos Peña Enano -detenido en Navacerrada en 2009- y formaron su propia organización, aunque mantuvieron el nombre de Los Miami, el mismo área de influencia e igual modus operandi. La red mafiosa se caracteriza también por sus continuas refundaciones. En octubre de 1996 la policía española detuvo a 15 de los 18 integrantes de la organización. En noviembre de 2004 Álvaro López fue arrestado en el parque del Retiro.

Los presuntos integrantes del clan vivían en el complejo de apartamentos de lujo Continuum, en South Beach, una de las zonas más opulentas de Miami. Solían llevar maletines con grandes cantidades dinero en efectivo y recientemente adquirieron una casa de 1,5 millones de euros en esa ciudad del estado de Florida, según un testigo que no quiere ser identificado. Además, mantenían contacto telefónico frecuente con personas de Perú y Colombia. La prensa local asegura que el cabecilla utilizaba cinco teléfonos móviles. En 2004, cuando fue detenido en España, ya le fue intervenida una gran cantidad de terminales.

Cuatro de los presuntos miembros del grupo se enfrentan a 20 años de cárcel por narcotráfico y blanqueo de capitales. La fiscalía pide cinco años de prisión para Vicente Orlando Cardelle, que fue detenido el 12 de abril en el aeropuerto de Miami, por contrabando de importantes sumas de dinero. En el momento del arresto llevaba encima 21.605 euros. Las detenciones han sido posibles gracias a la colaboración de la policía española, afirman fuentes de las autoridades estadounidenses. "Desde las playas de Miami hasta las costas de España la lucha contra el crimen no tiene límites. Esta vez con la policía española se ha desarticulado una organización importante de narcotráfico", expresó un agente del FBI al Miami Herald.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 17 de julio de 2011