Entrevista:MIKE LOVE Y BRUCE JOHNSTON | Componentes de Beach Boys

"Los años sesenta fueron incluso más locos de lo que parece"

Ayer, Mike Love, con 70 años, parecía un abuelito vestido para ir a Benidorm. Camisa estampada, gafas de sol, gorra de visera, zapatos de cocodrilo y cuatro grandes anillos dorados. Su compañero Bruce Johnston, que entró en los Beach Boys en 1965, después de la primera crisis de ansiedad de Brian Wilson, ejercía el papel del tío simpaticón. Ambos repartían sonrisas californianas por el hall de un hotel madrileño, entre cámaras y periodistas que habían acudido a su encuentro con motivo de la presentación de su único concierto español, esta noche en el escenario Puerta del Ángel.

Pero en la amplia bibliografía sobre los Beach Boys, a Mike Love se le retrata como el villano. No del tipo brutal -ese rol se reserva para Murky, el padre de sus primos Brian, Carl y Dennis, con los que fundó el grupo en 1960-, sino de los egoístas y manipuladores.

"Lo peor que nos ha pasado en 50 años fue Charles Manson"
"Hace un mes grabamos con Brian Wilson y hablamos de hacer un disco"

Más información

Por ejemplo, contaba el periodista Nick Kent en un famoso artículo de 1993 que Love no fue el más crítico del grupo cuando Brian le presentó en 1965 lo que luego sería Pet sounds, una obra maestra indiscutible. El problema es que no era porque apreciase el genio de su primo: "Las preocupaciones de Love eran el éxito, el dinero y los coños, en orden intercambiable. El arte no aparecía en su escala de valores". El aludido ayer salía de las preguntas incómodas con respuestas genéricas: "Los sesenta fueron incluso más locos de lo que parece. Nosotros dos no nos drogábamos, fue nuestro primo Dennis el que trajo eso al grupo, pero fue una década realmente enloquecida".

"Lo mejor que nos ha pasado en 50 años fue el Maharishi, lo peor Charles Manson", añadía pasando de puntillas por uno de los momentos más oscuros de la biografía del grupo. Fue cuando su primo Dennis se relacionaba con el que después sería el psicópata más famoso de la historia. Mientras, él se convertía al culto de la meditación trascendental del Maharishi Mahesh Yogi.

A raíz de su cambio se volvería un tipo duro y la lista de las felonías que se le atribuyen es inacabable. Desde intentar controlar la banda con dudosos métodos, a su ataque público de ego cuando Beach Boys fueron admitidos en 1998 en el Rock and Roll Hall of Fame. Esa noche, solo en el escenario, lanzó una furiosa diatriba contra las estrellas que no habían acudido a la ceremonia. " McCartney no estaba ahí, Diana Ross tampoco... hay un montón de hipocresía en el negocio de la música".

Aunque su gran ignominia fue cuando denunció a Brian. Argumentaba que había ayudado a componer canciones y nunca se le había reconocido. Para el resto de la humanidad eso era mentira, pero Brian, convertido en una piltrafa por el uso de drogas y la enfermedad mental, y haciendo caso omiso a sus abogados, le dio la razón y Love ganó el juicio.

Hoy, él tiene el derecho a usar el nombre de una banda en la que es el único miembro original. Dennis y Carl Wilson murieron, Al Jardine se bajó del carro, y Brian Wilson continúa moviéndose en la delgada línea que separa al genio de la locura. Y estos Beach Boys llevan décadas recorriendo el mundo, dando 100 (a veces hasta 200) conciertos al año. Hace más de 20 años que no publican un álbum con canciones nuevas, así que cada directo es un acto de nostalgia, potenciada aún más en esta gira porque en otoño se celebra el 50ª aniversario de la publicación del primer sencillo del grupo.

Y aquí llega la sorpresa. Al parecer, en vísperas de ese acontecimiento los viejos enemigos se han reconciliado. "Mi relación con Brian es realmente buena. Nos vimos hace un mes, grabamos cosas y hablamos de hacer canciones juntos". La revelación resulta tan sorprendente que se le vuelve a preguntar por si ha habido un malentendido: ¿Han grabado con Brian Wilson? "Sí, hicimos... rehicimos algo". ¿Qué? "No lo sé, se me olvidó. Pero sí, tiene nuevas músicas y me pidió que escribiera las letras para ellas. Es posible que haya un disco nuevo. No veo por qué no". Entonces interviene Johnston: "Fue muy dulce. Me dijo: 'Bruce, ¿de dónde sacas tanta energía?'. No había hablado con él en 10 años. Solo el hecho de compartir la misma habitación fue maravilloso".

Beach Boys actúan esta noche a las 22.00 en Puerta del Ángel. 35 euros.

Bruce Johnston (izquierda) y Mike Love, de Beach Boys, ayer en Madrid.
Bruce Johnston (izquierda) y Mike Love, de Beach Boys, ayer en Madrid.CLAUDIO ÁLVAREZ

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 15 de julio de 2011.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50