Puig ignora el informe del Síndic sobre las operaciones policiales

Interior no expedientará a los 'mossos' que cargaron en la plaza de Catalunya

El consejero de Interior, Felip Puig, no expedientará a los mossos d'esquadra que cargaron en la plaza de Catalunya el pasado 27 de mayo. De esta forma, ignora la recomendación que le hizo el síndic de greuges, Rafael Ribó, el lunes pasado. En un informe que presentó en el Parlament, Ribó pidió a Interior que abra una investigación para determinar qué agentes usaron de manera "desproporcionada" la fuerza en la plaza y los expediente.

Puig defendió ayer que "por descontado" la actuación de la policía fue proporcional a la situación en el lugar, ocupado por los indignados. Ribó sostuvo su postura basándose en una investigación elaborada con información oficial y varios vídeos. El defensor señaló algunas "imágenes sobrecogedoras", como la de "una joven sentada en el suelo con una actitud no violenta que es golpeada y tirada de los pelos por un agente, o la de un joven que se encuentra solo y es tirado de los cabellos y golpeado cuando no ofrecía resistencia". La síndica de Barcelona, Maria Assumpció Vila, se sumó ayer a las críticas de Ribó.

Ayer el consejero, en declaraciones a los medios de comunicación en unas jornadas del Servicio Catalán de Tráfico (SCT), cerró filas de nuevo con el cuerpo, como viene haciendo desde el principio. Y esgrimió, además, que ya se ha hecho una "revisión crítica", tanto de la actuación en la plaza de Catalunya como del operativo del 15 de junio en el cerco al Parlament, para corregir y mejorar los dispositivos.

Más allá de la divergencia sobre la mesura o desmesura de las actuaciones policiales, Puig y Ribó se han enzarzado también en una contraposición de versiones sobre la mediación con los indignados. El defensor negó el lunes que Interior le pidiese que hiciese de intermediario con los integrantes del movimiento del 15 de mayo. Puig insistió ayer en que sí lo hizo.

Por otra parte, Interior anunció ayer que está estudiando llevar a cabo campañas de tráfico menos agresivas sobre la seguridad al volante. El SCT se plantea abandonar la tendencia "más escabrosa" de los últimos años, explicó el consejero.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 14 de julio de 2011.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50