Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:IN MEMÓRIAM

Abderrahman ben Lahmar, profesor y militante demócrata

El 4 de julio falleció en Tetuán (Marruecos) el profesor, hispanista y militante demócrata Abderrahman ben Lahmar. Nacido en la excapital del Protectorado español un año después de la independencia de Marruecos, militó desde la adolescencia en el Sindicato Nacional de Alumnos creado por la organización clandestina marxista Ila Al Amam, en la que llegó a ocupar cargos de relevancia hasta su desmantelamiento por la policía política de Hassan II. Profesor de filosofía y árabe en escuelas públicas secundarias de Casablanca, Salé y Larache, regresó a su ciudad natal, en donde prosiguió sus actividades culturales centradas en torno al averroísmo y la espiritualidad sufí en las dos orillas del Mediterráneo. A mediados de los noventa, fundó y fue redactor jefe de la revista bilingüe Cuadernos del Norte, una publicación independiente que marcó un hito en el renacimiento de la cultura española en Marruecos. A raíz de ello, fue a entrevistarme a Marraquech con su amigo y colaborador, el también hispanista Abdel Hamid Sarraj. Desde entonces, solía visitarles en Tetuán durante mis estancias veraniegas en Tánger. Recuerdo que una vez, después de haber almorzado con ellos, Abderrahman insistió en que fuera a tomar el café a su casa, pues su padre, me dijo, quería interpretar una composición musical en mi honor. Al llegar a su domicilio y saludar a la familia, hallé a un anciano acomodado en un sofá que me sonreía en silencio. De pronto, tomó el laúd que acariciaba en su regazo y, en vez de interpretar como yo creía música andalusí, hizo sonar para mí los compases del Himno de Riego. Confieso que la escena me conmovió y no se me borrará de la memoria.

Contribuyó al renacimiento de la cultura española en Marruecos

Abderrahman Lahmar continuó su labor de crítico literario, sin olvidar por ello su compromiso político, con sus homenajes a Abraham Serfaty y a los militantes sindicalistas ATIME (Asociación de Trabajadores Marroquíes en España). Fue, asimismo, el director del festival cultural veraniego de Ued Laú, y organizó la presentación de mi libro España y sus Ejidos en el Centro Cultural Tetuaní Abdeljalek Torres.

El pasado mes de abril, a mi regreso de El Cairo, le telefoneé para agradecerle su traducción de mis artículos sobre la primavera árabe. Me dijo que padecía de cáncer, y cuando me comprometí a visitarle a mi llegada a Tánger a finales de junio, se limitó a decir: "Si es que aún estoy aquí".

Quiero compartir con estas líneas el dolor de su familia y de todos los demócratas y amigos de Tetuán.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 11 de julio de 2011