Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:MIGUEL LAZPIUR | Presidente de Confebask

"La fiscalidad ha de servir para crear actividad, no paralizarla"

Miguel Lazpiur (Bergara, 1942) empresario, fue elegido para presidir la patronal vasca en 2005, después de seis años de mandato de Roman Knörr, el alavés que se enfrentó en Ajuria Enea al propio lehendakari, Juan José Ibarretxe, tras presentar su plan soberanista . El Consejo Rector de Confebask pondrá fin a su mandato el próximo día 20 y nombrará a Miguel Ángel Lujua como nuevo timonel de la patronal. Será el quinto presidente de Confebask. El primero fue José María Vizcaíno y le sucedió Baltasar Errazti.

El próximo día 20, Miguel Lazpiur abandonará la patronal vasca Confebask y se centrará en su empresa. En los seis años que ha estado al frente de la institución ha vivido dos épocas radicalmente opuestas. De 2005 a 2007 disfrutó de unos elevados crecimientos de la economía y de los beneficios empresariales. A partir de ese año la crisis ha hecho estragos en el empleo y en el tejido industrial. La buena noticia ha sido el "cese" de la extorsión y de los asesinatos de ETA en medio de un cambio político que ha llevado a Bildu a la Diputación de Gipuzkoa.

Pregunta: Entró a Confebask con unos crecimientos de la economía muy altos. ¿Como para prever la crisis que se echaba encima, no?

"No puedo entender que ELA lleve once años apostando por la confrontación"

"El candidato de Cebek a Confebask me merece todo el respeto"

"Esta crisis nos ha cambiado a todos, seremos más competitivos"

"En el debe pongo la violencia, la extorsión. Esto no tiene marcha atrás"

Respuesta: En los consejos de Adegi (la patronal guipuzcoana) ya salía de vez en cuando. Antes de ser el presidente de Confebask, se hablaba periódicamente en las reuniones de que había una burbuja a punto de explotar. Ya se sabía del riesgo, quizás en genérico, pero nadie nos imaginábamos que fuera a ser del calibre del que ha sido. Los primeros tres años fueron infinitamente más duros. Hemos tenido que trabajar muy duro para ayudar a las empresas a salir adelante, dándoles apoyo, cariño... casi casi hemos hecho de consejeros espirituales. Hemos colaborado mucho con las instituciones. Hay que decir que han sido años de retos y de colaboración. Pero creo que las cosas están saliendo bien.

P. ¿Se aprende algo de estas crisis?

R. A adaptarse. Aunque los surcos nos salgan torcidos tendremos que arar por esos surcos. Quiero decir que la situación es totalmente nueva, y tenemos que adaptarnos y ser competitivos. El mercado está cambiando, estamos en el euro, el resto del mundo es dólar, y eso nos destroza por la desfavorable paridad, pero además tenemos competidores en los sitios más impensables del resto del mundo, y aunque hemos sido un pueblo exportador tampoco estábamos tan acostumbrados a salir a vender fuera de esta manera.

P. La economía vasca tira gracias al plus de las exportaciones. ¿La crisis ha cambiado mucho las empresas?

R. Esta crisis nos ha cambiado a todos, nos ha obligado a ser más productivos y competitivos. Estamos sobreviviendo gracias a las exportaciones. Hay algunas firmas que han estado bien en el mercado interior pero por su propia naturaleza de negocio. Euskadi no ha hecho las locuras de viviendas que se han hecho en otras comunidades, pero sí hemos hecho todo lo del interior de las viviendas, como ascensores, cerraduras, electrodomésticos muebles de cocina, corrugados. Incluso ellos se están adaptando y agrupándose para salir al exterior.

P. ¿Qué pondría en el debe de estos años?

R. La violencia, la extorsión y todo lo que ha generado durante estos años. Eso ha sido tremendo. Todo eso a las empresas, con todo el esfuerzo adicional que teníamos que hacer, nos tenía muy distraídos, nos sacaba de nuestro sitio. Ahora ni se nos pasa por la cabeza que se pueda volver a lo anterior. Bastante tenemos con lo que tenemos. Esto es el mínimo exigible por las empresas.

P. ¿Están convencidos de que ese escenario no va a volver?

R. Siempre queda un margen de incertidumbre...pero estamos tranquilos, esto no tiene marcha atrás.

P. ¿Cree que Bildu debiera de ir más allá y pedir a ETA que deje definitivamente las armas?

R. En política no me meto. Bildu tendrá que hacer lo que tenga que hacer. En el Gobierno de la Diputación de Gipuzkoa tiene que trabajar, y como no tiene mayoría debiera de apostar por crear un Ejecutivo estable y fuerte con pactos y acuerdos. Debiera de aplicar politicas en defensa de la actividad empresarial para que podamos salir adelante con más garantías y podamos crear empleo, riqueza y bienestar para el país. Espero que ponga proyectos de ese tipo en marcha y que no pare los que están ya.

P. El discurso oficial de las patronales es que no hay una preocupación excesiva. ¿Bildu genera estabilidad?

R. Hay preocupación, pero yo no diría que excesiva porque van a tener que entrar al juego político. De momento, vamos a ver como se desarrolla todo. Y si hay que generar algún estado de opinión distinto lo veremos. Ahora no estamos muy nerviosos. Lo que hay que exigirles es que hagan las cosas bien.

P. En materia fiscal, ¿les proporciona seguridad?

R. Yo creo que no va a poder hacer lo que quiera, va a tener que consensuar con otras fuerzas políticas, y en materia fiscal debieran de hacer lo mismo. ¿Qué es lo que está sacando a este país adelante? la iniciativa privada, luego tiene que tener cuidado con la fiscalidad. Tienen que favorecer una fiscalidad orientada a la productividad, a crear actividad, no para paralizar actividades ¿eh?

P. La irrupción de Bildu en el mapa político coincide con un debate sobre una reforma fiscal integral...

R. Si, es cierto, no sabemos con certeza cómo va a acabar eso, pero como ya le he dicho la fiscalidad ha de estar orientada a la productividad, y no solo a aumentar el ingreso. Si lo que necesitamos es generar riqueza, y puestos de trabajo para esta sociedad, hacer las cosas de otra manera sería una equivocación.

P. ¿A la hora de instalar una actividad y tener ventaja competitiva, la fiscalidad ocupa un lugar relevante?

R. Ocupa un papel importante, hay empresas y personas que se mueven de un lugar a otro por la fiscalidad.

P. ¿Cuándo usted va a instalar una empresa lo primero que pregunta es por la fiscalidad?

R. No, no es lo primero pero hago un plan de negocio, y en ese plan sí se tiene en cuenta la fiscalidad. Veo el producto, veo qué margen comercial puedo sacar, si se puede vender, donde y como, qué estructura comercial necesito... pero analizo la fiscalidad.

P. Pese a ser más bajo que en el resto de España ¿Cree que el Impuesto de Sociedades sigue estando alto en Euskadi?

R. Sigue estando alto para ser competitivos en Europa. Pedimos que sea equiparable con otros países que están compitiendo con nosotros. La competencia la tengo cerca y lejos. En m muchos países europeos, y cada uno tiene sus impuestos estructurados de una manera, y si nuestro impuesto de sociedades está más alto... estoy en desventaja.

P. ¿Consideraría más prudente seguir subiendo los impuestos indirectos como el IVA?

R. Eso que lo decidan los políticos. Yo lo que les pido es que a mi como empresario me pongan las mismas condiciones competitivas que tienen nuestros competidores. Que bastantes problemas tenemos con la diferencia de la inflación entre España y el resto Europa y con esa paridad monetaria que tenemos con el dólar. Simplemente hay que darse cuenta de que cuando voy a vender a esos mercados de Dios, puedo tener un competidor americano, que lo tengo, que ya solo por estar en el dólar es el 40% más barato que yo.

P. Implantarse en la zona dólar no esta al alcance de todos...

R. Nosotros hemos estado implantados y ahora estamos ralentizando eso porque no se puede vender en Estados Unidos a precios de Europa. Y, además, el mercado americano no está bien, por mucho que se diga...

P. La fusión de las tres cajas vascas parece que ya esta encarrilada. ¿Cree justificable que si era tan necesaria haya costado tanto?

R. Yo tampoco tengo una explicación ni una justificación. Cuando yo entré a Confebask ya se hablaba de fusión y todavía estamos así. Hubiera sido deseable que se hubiera producido antes y ahora hubiéramos tenido una entidad financiera de mucha relevancia.

P. La fusión entre BBK y Vital está garantizada, pero en la asamblea de la Kutxa puede haber problemas...

R. Hemos apoyado esta fusión y mejor que sea a tres que a dos. Vamos a tener más facilidad para lograr créditos y eso es positivo para el país. Hoy en día, también en el mundo financiero la competitividad va a ser clave, porque también las empresas financieras van a tener competidores de fuera y hay que generar entidades con suficiente solvencia y potencia para hacer frente a nuestras necesidades.

P. Hay quien sostiene que el principal problema de la negociación colectiva es la desconfianza mutua entre empresarios y trabajadores.

R. Estoy todo el día sumergido en la empresa y aunque hay algunos sindicatos que han optado por la confrontación permanente, eso no llega al día a día de la empresa, A pesar de tener ese entorno sindical llegamos a cuerdos con ellos, vamos generando visiones comunes. En el día a día no se da el conflicto, solo cuando hay convenio.

P. En Mercedes, por ejemplo, si las dos partes confiaran más ya habría acuerdo.

R. Pero cuando tienes unos sindicatos que ya apuestan de entrada por la confrontación permanente y no por el diálogo pues es muy difícil entenderse. Yo creo que se tendrán que entender. No nos podemos permitir el lujo de que Mercedes abandone su actividad.

P. Sus referencias a ELA son permanentes...

R. No puedo entender que un sindicato lleve once años apostando por la confrontación permanente justificando que eso es el resultado de un analisis estratégico y de un debate que tuvieron no sé cuándo. En once años pasan muchas cosas, y yo ya se lo he dicho. La sociedad, las empresas, todo cambia y no se puede seguir siendo así. Todo cambia menos ellos.

P. ¿Ha sido una decisión acertada de Cebek presentar un candidato diferente de Vázquez Eguskiza?

R. No se puede decir así. El nuevo candidato me merece todo el respeto personal y profesional. Creo que puede hacer cosas y tarea hay. Es verdad que todos los presidentes hemos sido empresarios, pero una persona orientada a la gestión no tiene por qué no hacer una buena tarea. Yo tengo confianza en que lo hará.

P. ¿A qué retos se va a enfrentar Miguel Ángel Lujua?

R. La superación de la crisis. Crear empleo, más liquidez y refinanciar los créditos de hace tres años. Y va a tener tarea para largo. Servicios empieza a tirar un poco del empleo aunque sea más estacional, y vamos a ver si la industria crea esos 5.000 empleos de los que hemos hablado. Lo peor parece que ya ha pasado, pero tiene mucho trabajo por delante.

P. ¿Para usted va a ser una liberación dedicarse sólo a su empresa?

R. Bueno, Confebask requiere de mucho trabajo, sacrificio y dedicación. Yo ahora voy a centrarme en los trabajadores más jóvenes de mi empresa, que sigan poco a poco asumiendo responsabilidades.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 10 de julio de 2011