Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Consell recoloca a parte de los cargos suprimidos por austeridad

Ex secretarios autonómicos y ex directores generales evitan volver a sus empleos

La austeridad que prometió el presidente de la Generalitat, Francisco Camps, en el número de altos cargos del nuevo Consell se ha difuminado apenas unas semanas después del arranque de la nueva legislatura. Un número significativo de ex secretarios autonómicos y ex directores generales del Consell han sido recolocados como altos cargos en otras instituciones de la Generalitat.

Entre los políticos que han sido reubicados está la ex secretaria autonómica de Educación Concha Gómez que ha sido nombrada directora de administración del Palau de les Arts. Un puesto del que ha desplazado a Ernesto Moreno, tras la decisión de Gómez de no regresar a su puesto en la Facultad de Pedagogía.

Concha Gómez reubicada en la Ópera y David Calatayud en Cortes

La designación de Olmos en el museo San Pío V genera una agria polémica

El ex secretario autonómico de Familia y Coordinación Social David Calatayud ha sido repescado por el presidente de las Cortes, Juan Cotino, como director de gabinete, donde ganará más dinero que en su antiguo puesto. Su designación ha movido a Ignacio Calabuig, que era jefe de gabinete de Cotino en la Consejería de Medio Ambiente, y que ahora se tendrá que conformar con el puesto de asesor del presidente de las Cortes.

Algunas de las recolocaciones de altos cargos han estado envueltas en polémica.

La ex directora general de Patrimonio de la Consejería de Cultura Paz Olmos ha sido designada por el Consell directora del Museo San Pío V de Valencia, lo que ha levantado una polvareda de protestas por parte de artistas y críticos en toda España que consideran que el carácter político del nombramiento es contrario a la experiencia, la formación académica y los conocimientos que requiere un puesto de la citada naturaleza.

La portavoz y consejera de Turismo y Cultura del Consell, Lola Johnson, defendió que Olmos es una funcionaria de alto rango y que por su perfil profesional "está capacitada" para desarrollar la dirección de una de las pinacotecas más importantes del Estado.

Otro de los que han encontrado acomodo rápidamente en la Administración de la Generalitat han sido el ex director general de Personal de la Consejería de Educación David Barelles. Este ex alto cargo ha sido recuperado en la Agencia Valenciana de Prestaciones Sociales (Avapsa), donde se han rescindido los contratos a buena parte del personal contratado. Barelles, reubicado en esta empresa pública de la Generalitat, asumirá ahora, presumiblemente, la aplicación de la ley de Dependencia en la Comunidad Valenciana.

Otro de los que han encontrado acomodo, y esta vez más cerca de su casa, es el ex director general de la Agència Valenciana d'Avaluació i Prospectiva (AVAP) Juan Manuel Bádenas, que el pasado viernes fue nombrado rector de la Universitat Internacional Valenciana (VIU) en sustitución de José Sanmartín que queda descabalgado del puesto. El Consell sigue buscando acomodo para una parte significativa de sus altos cargos desplazados por las medidas de austeridad, aunque una parte de ellos ha optado por reincorporarse a sus puestos de trabajo, fundamentalmente en la función pública. Ese es el caso de la ex secretaria autonómica de Medio Ambiente María Ángeles Ureña, que ha solicitado el reingreso en el departamento de Puertos.

En la nueva estructura del Consell se han suprimido tres cargos de consejeros (de 13), dos secretarías autonómicas (de 21) y 14 direcciones generales (de 69) respecto a la existente en el anterior mandato de Camps. En total, según la consejera portavoz de 121 altos cargos -incluidos subsecretarios y responsables de organismos públicos- en la anterior legislatura se ha pasado en esta a un total de 101.

Así, mientras desde el PSPV-PSOE, fundamentalmente, y otros partidos de oposición se ha planteado el debate sobre la supresión de las diputaciones provinciales, el Consell se ha mostrado partidario de defender esta estructura de la Administración. No solo eso, sino que el Gobierno de Francisco Camps ha decidido mantener los delegados provinciales de la Generalitat, un cargo que, en teoría, actúa de enlace entre el Consell y la Diputación provincial.

El caso más llamativo ha sido el nombramiento de Juan Rodríguez Marín, nuevo delegado del Consell en Alicante, tras dejar su plaza de senador territorial al ex consejero de Economía Gerardo Camps. El tránsito de Rodríguez Marín por este nuevo cargo será provisional, ya que tiene previsto sustituir en el Senado a Camps cuando se convoquen elecciones generales, ya que el ex consejero quiere figurar en la lista del PP al Congreso por la provincia de Alicante.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 10 de julio de 2011