Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Siniestro ensaya para ser clásico

La banda adapta su repertorio a las músicas académicas con el grupo Taller Atlántico Contemporáneo - Juntos preparan el proyecto en San Simón

Illa de San Simón

Hace unos años, el entonces presidente de la Xunta, Manuel Fraga, comandó una embajada de empresarios gallegos a Japón con la finalidad de atraer inversiones niponas. En una reunión había un gran cartel detrás del presidente con el lema "Galicia, the land of opportunity [la tierra de las oportunidades]". La anécdota la cuenta el líder de Siniestro Total, Julián Hernández, a quien entusiasmó la frase. "Eso no es política, eso es poesía pura", ironiza. Tanto le gustó que decidió bautizar así su nuevo proyecto, que mezclará rock y música contemporánea, y que estos días ultima en San Simón.

Esta isla que fue cárcel fascista, hospital de leprosos o lugar de inspiración de trovadores, acoge los ensayos de The land of opportunity, lo que será el debú de Siniestro Total en la música contemporánea. La noticia resultaría impensable hace 30 años cuando aquel grupo de punkis gamberros aportó aire fresco a una escena dominada por una cierta ñoñería. "Nunca pensé que iba a acabar en una leprosería haciendo música sinfónica", bromea en un descanso del ensayo Oscar Avendaño, Pelda, bajista de la banda, mientras pasea bajo la sombra frondosa de la isla. "Es un proyecto del que no existen antecedentes en el rock español, y muy escasos a nivel internacional", explica a su lado el manager de la banda, Xosé Manuel Blanco, que hace de guía por la isla hasta el espacio de ensayo.

"No sabemos definir a qué suena, pero disfrutamos mucho", dice Hernández

"La idea no tiene antecedentes en el rock español", afirma el mánager

En una disposición semicircular aparecen al fondo los miembros de Siniestro Total y los 20 músicos del Taller Atlántico Contemporáneo (TAC), donde hay desde clarinetes a marimbas, pasando por piano o fagot. Nada más entrar, sorprende escuchar las versiones adaptadas de temas ya míticos del rock español, como ¿Quienes somos, de dónde venimos, a dónde vamos? "Hace unos años estaba pidiendo a los pinchas en los bares Bailaré sobre tu tumba, y ahora estoy aquí dirigiéndolo", explica entre risas Diego García, director del TAC. En el descanso del ensayo, García y Julián Hernández hacen un inciso para hablar con pasión de rock y de música contemporánea, "de Frank Zappa y de Pierre Boulez, el primer experimento de este tipo que unió rock y música contemporánea", explica el líder de Siniestro, que se formó como músico de conservatorio en la especialidad de guitarra. "Pero no pude acabar tocando como John Lee Hooker ni como Andrés Segovia, con lo cual soy un fracasado", bromea Hernández. A su lado, Diego García replica rápidamente: "¡Para nada es un fracasado! No sería posible hacer esto con grupos que no tuviesen esa formación, por eso está siendo sencillo".

Menos sencillo ha sido concentrar un repertorio de 30 años para adaptarlo a un concierto tan especial. "Ese gran mérito es de Javier López de Guereña, el compositor que hizo los arreglos. Hicimos la selección pensando en una cierta coherencia con el guión, donde el hilo conductor son las letras", explica Hernández. Tanto García como Hernández tratan de matizar la intención del proyecto, "un diálogo de dos mundos musicales que llegan a un punto de conexión, porque los proyectos se hacen hablando más que tocando". Los dos músicos disertan sobre la música, el diálogo de estilos o que tipo de público podría asistir a este concierto. "Se trata de que el rock entre en los circuitos de la música contemporánea, que el público del rock vea que tiene posibilidades de abrirse a otra cultura musical", reflexiona Hernández sobre el formato.

Se acaba el tiempo de descanso. Es el momento de ensayar temas históricos como Ayatolah o Oye nena yo soy un artista, en una versión todavía más punki que el tema original. "No sabemos definir a qué suena, pero suena bien y disfrutamos mucho", dice Hernández entre risas. Para el que tenga curiosidad en saberlo, el misterio se desvelará el próximo viernes día 15 en el Auditorio de Galicia, dentro del festival Vía Stellae. De momento, Hernández adelanta que será breve: "Sólo serán 75 minutos, que tampoco se trata de dar la lata". Eso si, serán los 75 minutos más atípicos de los 30 años de historia de Siniestro Total. 75 minutos en the land of opportunity. Fraga nunca pudo sospechar que años después su lema seguiría vigente. Aunque tuviese más predicamento entre el rock que entre los inversores nipones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 8 de julio de 2011