Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez archiva la demanda de Jove contra Martín por incumplir el pacto de no agresión

Martinsa acusa al expropietario de Fadesa de pretender dilatar el proceso contra él

Finalmente, la guerra entre Fernando Martín y Manuel Jove se dirimirá en los juzgados de A Coruña y no en Madrid, como pretendía este último, que había demandado al presidente de Martinsa por incumplir el pacto de no agresión firmado por ambos. El Juzgado de Primera Instancia Número 2 de Madrid archivó ayer la demanda de Jove, que prevé recurrir la decisión.

La batalla judicial comenzó en realidad en marzo, cuando Martín demandó al hombre que le había vendido Fadesa por 4.045 millones en septiembre de 2006, justo antes de que explotara la burbuja inmobiliaria. El presidente de Martinsa acusaba a Jove de haber inflado la valoración de activos para vender más caro. El empresario gallego respondió con otra demanda en la que acusaba a Martín de incumplir el acuerdo firmado en agosto de 2007 por el que ambos se comprometían a "no ejercitar, ni ahora ni en el futuro" acciones legales.

Martinsa considera que la única intención del empresario gallego es dilatar el proceso y no contestar a las denuncias que le ha hecho. La juez de Madrid añade que la petición de Jove "carece de sentido", ya que el Juzgado de lo Mercantil Número 1 de A Coruña también abordará el pacto de no agresión.

El juzgado gallego tramita la demanda por la que Martinsa reclama 1.578 millones de euros a Jove y al antiguo consejero delegado de Fadesa Antonio de la Morena por los daños y perjuicios derivados de la aportación de activos inmobiliarios de poco valor cuando las dos compañías se fusionaron. El juez ya avisó en mayo de que rechazaría las acciones de responsabilidad promovidas por Martinsa si transgreden el pacto de no agresión.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 7 de julio de 2011