Reportaje:

MySpace, a precio de ganga

Murdoch vende por 24 millones de euros la red social que le costó más de 430

Algo más de un dólar por usuario. Eso es lo que va a pagar Specific Media por MySpace, la plataforma social pionera en Internet. En números, eso se traduce en 35 millones de dólares (24 millones de euros). Una ganga si se tienen en cuentan otras tres cifras: los 580 millones que desembolsó Rupert Murdoch para integrar la puntocom en News Corporation (437 millones de euros actuales), los 100 millones por los que hace seis meses esperaba venderla o los 70.000 millones en que se valora su Facebook.

Murdoch fue de los primeros en ver el potencial de las redes sociales en Internet, por eso hace seis años no dudó un instante en lanzarse a la compra y desembolsar una cantidad que dejó parado a más de uno. Su objetivo, convertir a los seguidores en audiencia de sus canales de televisión. La apuesta pareció funcionar, hasta que de un dormitorio de Harvard nació Facebook.

La puntocom se quedó relegada tras el lanzamiento de Facebook
El pasado mayo tenía 31 millones de usuarios, un 54% menos que en 2010

Dos años después, el gigante informático Microsoft realizaría una inversión de 240 millones para hacerse con poco más del 1,5% del capital de la plataforma social creada por el imberbe Mark Zuckerberg. Y en ese momento empezaron los problemas para MySpace, con una fuga masiva de usuarios y potenciales anunciantes hacia la recién nacida Facebook.

MySpace transformó la manera en la que los internautas descubren, consumen e interactúan con la masa de contenido que circula por Internet. Pero su gran pecado fue ser conformista, y dejó de lado la innovación hasta que fue muy tarde. El año pasado, en un intento por renacer la web, sometió su portal a a un profundo cambio de imagen y lanzó nuevas iniciativas.

Los números seguían sin cuadrar, mientras crecía el estigma de haber sucumbido frente a Facebook. La red social de News Corp registró 30,8 millones de usuarios en mayo, lo que representa una caída del 6,3% en solo un mes y del 54,5% respecto al año pasado, según Compete. En el verano de 2009, las visitas únicas rozaban los 80 millones.

El pasado mes de febrero, el desenlace era evidente. Chase Carey, consejero delegado de News Corp, anunciaba tras presentar los resultados que era el momento ideal para vender el portal. Necesitaba hacerlo antes de que terminara de perder todo su atractivo. Y empezó a buscar pretendientes. Entre los interesados emergió el fondo de inversión Golden Gate Capital.

Es la tercera vez que MySpace cambia de manos. Ahora pasa al mando de una de las compañías con más crecimiento en el negocio publicitario online en Estados Unidos, que tiene entre sus inversores al cantante Justin Timberlake. Como señaló Tim Vanderhook, consejero delegado de Specific Media, "hay muchas sinergias" entre las dos compañías.

A pesar de este sonado fracaso, nadie duda que Murdoch es una de las figuras más inteligentes de la instruida de medios. De hecho, la operación de venta se apoya más en un intercambio de acciones que en un pago en efectivo. Eso le permitirá seguir controlando una participación minoritaria en MySpace, a través de la toma de un 10% del capital en Specific Media.

Una de las condiciones del acuerdo es reducir a la mitad su actual plantilla, que no llega al medio millar de empleados. Hace tan solo dos años, el personal de MySpace era el triple. Entre los que salen se encuentra Mike Jones, su consejero delegado. "Ha sido el gran desafío de mi carrera", comentó. Pero la pregunta es dónde fueron los 550 millones que perdió en valor.

Todos los ojos se dirigen hacia al estreno de Facebook a comienzos del año próximo. Es una de las niñas mimadas de los inversores, y su éxito está creando un gran frenesí en Wall Street en torno a otras puntocom que explotan el negocio de lo social. Hace poco más de un mes saltó al parqué la red de contactos profesionales LinkedIn. Groupon pidió permiso pocos días después.

Zynga y Livingsocial se preparan. La experiencia de MySpace, sin embargo, revela también que el mercado de lo social es muy volátil y que las preferencias y prioridades de los usuarios cambian rápido. Por eso siguen cualquier número en las visitas que pueda indicar un cambio de tendencia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0003, 03 de julio de 2011.

Lo más visto en...

Top 50