Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Arenas anuncia la reforma "total" de la FAMP, con unos nuevos estatutos

El PP hace una demostración de su fuerza local en la 18ª Intermunicipal de Sevilla

La 18ª Intermunicipal del PP, que ha reunido en Sevilla a cerca de 120 alcaldes de toda España, ha sido una gráfica demostración del nuevo poder local tras las elecciones del 22 de mayo. El mensaje de la cúpula del PP a sus regidores es que tienen que ser extremadamente cuidadosos porque los ciudadanos los están mirando con atención para saber qué hará el partido cuando llegue a la Moncloa y San Telmo. Lo dijo el viernes Mariano Rajoy durante la inauguración, y lo volvió ayer a repetir en la clausura Javier Arenas, vicesecretario de Política Territorial del PP, además de líder de los populares andaluces y candidato a la Junta.

Con la fortaleza de haber sido los claros vencedores, los populares se proponen ahora reformar de arriba abajo el municipalismo. Arenas anunció ayer un cambio "total" y en profundidad de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), y también de la versión andaluza, la FAMP, para que dejen de adoptar una posición "genuflexa" hacia los Gobiernos de España y la Junta, como, dijo, ha ocurrido en los últimos años. Según Arenas, es preciso sentar las bases un nuevo modelo, ya que el actual se ha revelado "insuficiente". "No queremos copiar el sistema del PSOE, que consiste en ser un apéndice del Gobierno de turno, y potenciar la lealtad y la colaboración", señaló.

Los populares quieren cambiar el sistema actual de representación

El PP insiste en adelantar la constitución del organismo

Una vez cerrado el acto de la Intermunicipal, el líder del PP andaluz explicó que su propósito es dotar a la FAMP de unos nuevos estatutos que la hagan más ágil y eficaz. Propondrá que la dirección sea "compartida" y que la representación de los municipios se mida por un sistema diferente del actual para conseguir mayor equidad. Pero no avanzó más de su proyecto.

La FAMP, creada en 1985, es una organización de adhesión voluntaria, a la que pertenecen 756 de los 771 ayuntamientos andaluces. Son los alcaldes los que representan a sus consistorios en la asamblea general. El sistema de voto es algo complejo porque está ponderado en función del tamaño de los municipios. Los estatutos actuales contemplan una escala con ocho peldaños en total, que oscila desde los 75 votos de las ciudades mayores de 500.000 habitantes (Sevilla y Málaga), hasta dos votos de los pueblos menores de 2.500 habitantes (362). Por lo tanto, hay un peso muy importante de las localidades pequeñas, que ha sido determinante en las pasadas mayorías del PSOE.

El presidente en funciones es el alcalde de Dos Hermanas (Sevilla), el socialista Francisco Toscano. Hasta ahora, la FAMP siempre había estado presidida por regidores del PSOE.

Javier Arenas quiere adelantar la constitución del organismo para coger las riendas cuanto antes, aunque está previsto que la asamblea de alcaldes se conforme en el mes de noviembre. Fuentes del PP aseguraron que la FEMP se constituirá el 22 de septiembre, y que existen conversaciones en estos momentos con el PSOE andaluz para que también se anticipe la nueva FAMP. En un principio, los socialistas andaluces dijeron que no barajaban acortar las fechas.

El PSOE teme que Arenas utilice la FAMP como catapulta para encarar la recta final de su estrategia de asalto al Gobierno de José Antonio Griñán. La FAMP es un poderoso instrumento político. Incluso con presidencias del PSOE, este organismo municipal ha funcionado en muchas ocasiones como contrapoder de la Junta andaluza.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 3 de julio de 2011