La crisis del euro

Los recortes en Portugal entierran el proyecto de AVE entre Lisboa y Madrid

El Gobierno de Passos Coelho pone en marcha el programa de privatizaciones

El programa del nuevo Gobierno de centro-derecha portugués, que encabeza Pedro Passos Coelho, contempla la suspensión del proyecto de alta velocidad (AVE) entre Lisboa y Madrid, dentro de un amplio paquete de medidas de ajuste para reducir el gasto público. La decisión "tendrá en cuenta el estatuto jurídico de los contratos ya firmados", precisa el programa que el Ejecutivo entregó ayer al Parlamento, y podrá ser reevaluada en el futuro. Durante la reciente campaña electoral, la suspensión del AVE fue uno de los caballos de batalla del nuevo primer ministro. En el mismo apartado de grandes proyectos de obras públicas, el programa de Gobierno de Passos Coelho señala que se analizará "la oportunidad de la construcción de un nuevo aeropuerto en el área metropolitana de Lisboa", que estaba previsto por el anterior Ejecutivo del socialista José Sócrates.

Las medidas son las que se pactaron con el FMI y la UE para el rescate

Más información

El Gobierno de coalición del Partido Social Demócrata (PSD) y el Centro Democrático Social (CDS) entregó ayer al Parlamento su plan de acción, que sigue las líneas del duro programa de ajuste acordado con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Unión Europea, a cambio de un préstamo de 78.000 millones de euros. El listado de medidas incluye la privatización de importantes empresas públicas como la compañía aérea de bandera TAP, la eléctrica EDP, las Redes Energéticas Nacionales (REN) y uno de los dos canales de la televisión pública RTP. Asimismo, pondrá fin a los derechos preferenciales (acción de oro) que el Estado mantiene en algunas empresas privatizadas, como Portugal Telecom (PT).

En lo que se refiere al sector bancario, el Gobierno pretende la reprivatización del Banco Portugués de Negócios (BPN), nacionalizado por el anterior Ejecutivo para salvarlo de la quiebra. El calendario previsto señala que a finales de julio, el BPN debería tener nuevo dueño, pero en las actuales circunstancias no será fácil encontrar un comprador para un banco cuyo valor está bajo mínimos. Asimismo, Passos Coelho se ha marcado como objetivo la racionalización de la estructura del grupo de la Caixa Geral de Depositos, primera entidad pública del país, "con el objetivo estratégico de concentrar sus actividades de intermediación financiera".

El Gobierno se compromete a reducir sustancialmente lo que denomina "Estado paralelo", y para ello durante los primeros 90 días de su mandato realizará una reevaluación minuciosa de los institutos, fundaciones, entidades públicas empresariales o mixtas, tanto de la Administración central, regional y local. Una de las medidas en este ámbito será la extinción de los cargos de gobernadores civiles. El Tribunal de Cuentas asumirá funciones cada vez más fiscalizadores, a fin de mejorar el control de todos los organismos que reciben fondos públicos.

"Se trata de un programa sobrio y realista por cuatro años, para reducir el peso de la máquina del Estado", asegura el Gobierno, que pretende despolitizar el proceso de reclutamiento de los cargos dirigentes más importantes.

Destaca en educación la evaluación, a través de un examen, de los conocimientos de los candidatos a profesores, una medida que intentó aplicar el anterior Gobierno, y que tropezó con la resistencia de los sindicatos del sector, hasta el punto que le costó el puesto a la ministra de Educación María Lourdes Rodrigues.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0029, 29 de junio de 2011.

Lo más visto en...

Top 50