Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Bildu y el 15-M

He leído los piropos que Garitano, de Bildu, expresa hacia el movimiento 15-M. Esto me preocupa porque nada tienen que ver entre ellos y es fácil de explicar. El 15-M se creó, al parecer, por unas personas muy preparadas en su formación y con un hartazgo hacia la clase política, tema que les hace simpáticos a muchos españoles, y entre ellos estoy.

Ha habido medios ultras que les han identificado con el solo intento de hacerles cómplices y siempre he creído que esto es falso. Porque Bildu es una organización que parte del terrorismo y se ampara en un partido para fortificar su esfuerzo, pero nada tienen que ver con la democracia, ya que siempre han partido de ideas defendidas con violencia. Y no hablo de los tiros en la nuca o en el coche bomba. Hablo de la kale borroka y otros intentos locales de violencia contra la que estamos esos mismos que tenemos simpatía por el 15-M.

Por eso creo que sería un error que aceptaran sus piropos. Porque hay mucha gente peligrosa dispuesta a unirse a ellos y no con buenas intenciones. Y muchos proceden por un lado de esa izquierda abertzale que solo defiende un proceso nacionalista extremo sin proceso democrático y, por otro lado, de una extrema derecha mediática y civil que a veces se les cuela para degenerar su esfuerzo. Y si no se controlan esas entradas, el 15-M se puede disolver como un azucarillo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 25 de junio de 2011