Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La explosión de Gibraltar mancha de hidrocarburos la bahía de Algeciras

El Ayuntamiento cierra las playas de El Rinconcillo y Getares

El incendio de tres tanques de residuos oleosos declarado el martes en el atraque de cruceros del puerto de Gibraltar causó ayer un vertido que afecta a toda la costa de Algeciras y a parte de La Línea de la Concepción y San Roque, lo que obligó al cierre de las playas de El Rinconcillo y Getares. Según confirmaron fuentes portuarias, las manchas de hidrocarburos alcanzaron las zonas de El Chinarral y la Punta de San García, enclaves del Parque Natural del Estrecho de Gibraltar, lo que llevó a activar por primera vez el plan de autoprotección del parque, contemplado dentro del plan de emergencias provincial desde que encalló, en la misma zona, el mercante panameño Sierra Nava.

Pasadas las seis de la tarde, el Ayuntamiento de Algeciras izó la bandera roja y cerró al baño la playa de Getares y la de El Rinconcillo. La contaminación también afectó al dique de Isla Verde Exterior, donde se sitúa un terminal de contenedores. Las manchas de residuos procedentes de los tanques de almacenamiento también alcanzaron la costa de La Línea y tiñeron de negro parte de la escollera próxima a la playa de Poniente y el puerto de Crinavis, en San Roque.

Salvamento Marítimo desplazó desde Valencia un avión de observación para cuantificar la cantidad de residuo vertida y controlar la contaminación en el mar, donde durante toda la tarde actuaron las embarcaciones Luz del Mar y Dhube batiendo las aguas para dispersar las manchas antes de que alcanzasen la costa. Mientras tanto, en tierra se desplegaron inspectores de vigilancia ambiental y de medio ambiente, operarios de la empresa GSC y técnicos del Ayuntamiento de Algeciras, que actuaron desde primeras horas de esta tarde para retirar los grumos de hidrocarburo formados en la arena.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 2 de junio de 2011