Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

PSOE y PP se enredan en los reproches

Los partidos mayoritarios llevan una batería de medidas al Parlamento andaluz

El PP ha visto en la crisis del pepino una nueva oportunidad para horadar la credibilidad del Gobierno y la Junta. "Cuando un gobierno es débil y no lo respetan en ningún sitio pasan estas cosas", espetó ayer el secretario general de los populares andaluces, Antonio Sanz, tras desgranar una batería de medidas que ha presentado su grupo en la Cámara autónoma para superar la caída de las exportaciones.

Sanz apuntó que tanto el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero como la Junta han reaccionado de manera tardía y sin contundencia. "El sector ha pagado las consecuencias de un partido [PSOE] sumido en lo suyo, en las primarias y la falta de liderazgo", señaló el popular, quien opinó que en los primeros cinco días, en lugar de desplazarse a Almería a hacerse fotos, representantes de ambos Gobiernos tenían que haberse "plantado" en Bruselas y Alemania. "Más que nunca se ha echado en falta un ministerio de agricultura específico; esto con Loyola de Palacios y Miguel Arias Cañete [titulares de este departamento en la etapa de José María Aznar] era impensable", sentenció.

El portavoz parlamentario del PSOE, Mario Jiménez, contraatacó y lamentó que la "traición" al sector hortofrutícola andaluz no solo haya venido de fuera de las fronteras españolas, sino que el PP, en vez de defender la gestión de las administraciones andaluzas y española, se haya dedicado a "socavar" al Gobierno y a enjuiciar negativamente su comportamiento.

"No queremos pensar que ese partido está más al lado de su camarada Angela Merkel que de los productores andaluces", dijo, y tildó la actitud de los populares andaluces de "demagógica, imprudente y falta de escrúpulos".

Respecto a las iniciativas de ambos partidos, el PP reclama al Gobierno andaluz que active una mesa permanente, compuesta por las instituciones, los partidos y el sector agrario, en defensa de la producción agraria andaluza. También insta a la Junta a prestar soporte jurídico económico y financiero al sector hortofrutícola para la defensa de los intereses afectados, así como para restablecer la imagen nacional e internacional de las frutas y verduras andaluzas, además de pedir un apoyo expreso en los presupuestos para este año y el próximo.

La iniciativa socialista coincide básicamente con la del PP. Cifra las pérdidas entre 35 a 36 millones de euros en una semana, y pide a las autoridades comunitarias y alemanas medidas compensatorias para paliar los efectos comerciales causados por la crisis y la acusación infundada a Andalucía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 2 de junio de 2011