Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:FIN DE SEMANA

No se conoce Zamora en una hora

Acantilados de 400 metros en los Arribes, hoteles con vistas a los viñedos y una ruta modernista en la capital. Un sorprendente viaje por la orilla del Duero

Zamora sigue siendo, para muchos, terra incognita, un reino semifabuloso que sale en el romancero y del que solo se conocen sus gruesas mantas, casi a prueba de balas. Es como si las nieblas del Duero, tan frecuentes y espesas, la envolvieran desde los tiempos de doña Urraca, en que vivió sus días de gloria. He aquí 10 pistas sorpresa para descubrirla bajando con el río desde los viñedos de Toro hasta los abismos de los Arribes. Son cien kilómetros de paisajes y arquitecturas deslumbrantes. Y de buen vino.

01 Toro, arte y vides

En Toro dicen que la vieja torre del Reloj se hizo echando vino en la argamasa, porque abundaba más que el agua. Fruto de la misma abundancia es la moderna bodega Valbusenda, una impactante caja de metal, obra del arquitecto Leocadio Peláez, con interiores acristalados para mostrar todos los procesos, hotel con vistas al viñedo y spa donde se ofrecen terapias con vino y también con la escasa agua. Otra bodega que ha apostado por el turismo enológico y arquitectónico es Monte La Reina, según un proyecto de Jesús Juárez.

» www.valbusenda.com; 980 69 95 73

» www.montelareina.es; 980 05 99 80

02 Gótico colorido

No es efecto del vino. El pórtico de la Majestad de la colegiata de Toro se ve de colores porque conserva los que le dieron en el siglo XIII. Se nota que era buena pintura, mejor que las que venden ahora. En sus arquivoltas aparece un gentío que representa, la mitad, el Juicio Final, y la otra mitad, la vida de la Virgen y Jesucristo. En medio, 18 músicos que, por su situación, podrían estar tocando una delicada melodía para Jesús y María o algo más heavy para los condenados.

» www.toroayto.es; 980 69 47 47

03 Modernismo

La capital zamorana tiene el récord mundial de iglesias románicas en una ciudad, nada menos que 22. Pero más curioso, por desconocido, es su patrimonio modernista, 19 edificios de ese estilo, introducido por el barcelonés Francisco Ferriol, que hacen que sea una de las pocas urbes españolas no mediterráneas que forman parte de la Red Europea del Modernismo (www.coupdefouet.eu). Hay rutas guiadas todos los domingos a las 11.00.

» www.zamora.es; 980 53 36 94

04 'Lobos' en el castillo

El castillo medieval de Zamora ha ganado mucho desde que lo remozaron en 2009 y lo llenaron de lobos. Nos referimos al medio centenar de bronces y mármoles del escultor zamorano Baltasar Lobo (1931-1993), famoso por sus curvilíneos torsos femeninos y sus orondas mamás jugando con bebés.

» www.mbaltasarlobo.com; 980 53 36 94

05 Con piel de dragón

En el último cuarto del siglo XII, los constructores de la catedral de Zamora tuvieron la original idea, que luego copiaron los de la colegiata de Toro, de rematarla con un cimborrio cubierto de escamas, como una loriga. Cimborrios del Duero, les llaman. Hay quienes piensan que estas cúpulas denotan influencia bizantina; para otros, francesa y lombarda; y luego están los que opinan que son un invento puramente zamorano, como el bacalao a la tranca.

» www.catedraldezamora.wordpress.com; 980 53 06 44

06 Visigoda y marinera

A 23 kilómetros de Zamora se halla San Pedro de la Nave, una iglesia del siglo VII que, haciendo bueno su nombre marinero, se libró de naufragar en las aguas del embalse de Ricobayo, que iban a tragársela. En 1930 fue trasladada piedra a piedra a una era de El Campillo, que es donde aún hoy se puede admirar de martes a domingo, de 10.00 a 13.00 y de 17.00 a 20.00. Los capiteles del crucero, con las escenas del sacrificio de Isaac y de Daniel en el foso de los leones, no tienen igual en el arte visigodo.

07 La cuna de Viriato

La comarca de Sayago (www.sayago.com), que se extiende entre la capital y los Arribes, al sur del Duero, es muy desconocida. En Sayago cercan los prados con piedras verticales, como menhires; jincones, les llaman en su habla. En Sayago piensan muchos zamoranos (por no decir todos) que nació Viriato, en Torrefrades, para más señas. En Sayago hacen bien, igual o mejor que nadie, cuatro cosas: queso de cabra, embutidos de cerdo ibérico, vino y aceite.

» www.sabordesayago.com

08 Mula con cuernos

En Villardiegua de la Ribera hay un toro de granito vetón al que dicen la Mula, pese a que los agujeros de la testuz, idóneos para encastrar cuernos, dicen mu. Además, en este municipio y en el cercano Pino del Oro pueden verse docenas de estructuras relacionadas con la extracción del oro en época romana: cortas, trincheras, sondeos y cazoletas para moler mineral que, excavadas muy juntas y en gran número, semejan trozos de Luna.

» Alojamiento y visitas guiadas: www.lamuladelosarribes.com; 980 61 80 79

09 Emulando a Eiffel

Entre Pino del Oro y Villadepera, la carretera cruza el encañonado Duero por el puente Pino, un viaducto metálico de 120 metros de luz y 90 de altura, proyectado en 1895 por José Eugenio Ribera y ejecutado en 1914, que es como una Torre Eiffel atravesada de acantilado a acantilado. En realidad, es mucho más ligero que lo que hacía Eiffel, pues pesa 414 kilos por metro, frente a los 6.000 de los puentes que proyectaba el francés. Y, desde luego, es mejor que lo que había antes: una barca con capacidad máxima para 10 burros.

10 El acantilado del 2

En los Arribes hay acantilados muy vistosos, de hasta 400 metros, pero el más mirado de todos, con atención obsesiva, es el del 2, así llamado porque la erosión ha labrado en la pared ese número. Según la tradición, la soltera que no distingue el guarismo no se casa, y la casada que no lo ve es porque su marido la engaña. Es claramente una tradición de antes del feminismo, de los tiempos de Viriato, por lo menos. Aunque cae en la orilla zamorana, solo se puede ver desde el pueblo portugués de Miranda, que está enfrente, o haciendo un crucero ambiental de una hora en el barco que sale todos los días de la Estación Biológica Internacional.

» www.europarques.com; 980 557 557

Guía

Información

» Turismo de la Diputación de Zamora (www.zamoradipu.es).

» Turismo del Ayuntamiento de Zamora (www.zamora.es).

Cómo ir

» De Toro a Zamora hay 40 kilómetros por la autovía A-11.

» De Zamora a los Arribes hay otros 40, yendo por la N-122 y la ZA-321 hasta el puente Pino, en Pino del Oro.

» De Pino del Oro a Miranda, 25 más, por Villadepera, Villardiegua de la Ribera y Torregamones.

Comer y dormir

» Parador de Zamora (www.paradores.es; 980 51 44 97). Palacio del siglo XV con bello patio renacentista y restaurante donde se cuida la cocina regional: arroz a la zamorana, bacalao a la tranca, ternera de Aliste, rebojo... Entre 80 y 100 euros la doble.

» Hacienda Unamuno (www.rusticae.es; 902 87 80 01). Fermoselle. Complejo enoturístico en un viñedo de 70 hectáreas en los Arribes del Duero, con la garantía del club de calidad Rusticae. Habitación doble: desde 80 euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 21 de mayo de 2011

Más información