Alternativas critica la ineficacia del G-20 contra los paraísos fiscales

Los paraísos fiscales, refugio de buena parte de las ganancias logradas con los activos financieros tóxicos que desencadenaron la crisis en 2008, han sobrevivido, sin apenas rasguños, a la promesa de un mayor control, a la exigencia de una mayor transparencia. Es un indicador claro del limitado alcance de la reforma financiera anunciada por los líderes mundiales. "Las medidas adoptadas por el G-20, basadas en acuerdos bilaterales de cooperación, son claramente insuficientes", resumió José Luis Escario, autor de un estudio elaborado por la Fundación Alternativas.

Tras la cumbre del G-20 en Londres (abril de 2009) se establecieron listas negras y grises para señalar a los países y plazas financieras que facilitaban la evasión fiscal, el impago de impuestos, al obstaculizar las pesquisas de otros Gobiernos. Y se amagó con duras sanciones económicas para las jurisdicciones que se atrincheraran en el secreto bancario.

Bastaron pocos meses para que las listas de paraísos fiscales quedaran vacías. "Muchos paraísos fiscales firmaron convenios entres sí; y el sistema de acceso a la información sigue haciéndose caso por caso, es costoso y lento, y al final depende de la decisión discrecional del paraíso fiscal, que puede buscar todo tipo de razones para obstaculizar el proceso", señaló Escario.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 20 de mayo de 2011.

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50