Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:JUAN CARLOS CANO | Aspirante del PP | Elecciones municipales y forales

"Guipúzcoa no se defiende con la boina"

Después de tres legislaturas como juntero popular, Juan Carlos Cano aspira por vez primera a ser diputado general.

Pregunta. El candidato preferido de la dirección del PP vasco para diputado general era Borja Sémper. ¿Se ve segundo plato?

Respuesta. En absoluto. La decisión se debe al momento que ha pasado Guipúzcoa y sus necesidades. Llevamos cuatro años con un Gobierno foral ausente. Al frente pusieron a un filósofo, ese sí que fue segundo plato. Y se optó por que lanzásemos un mensaje de gestión, de colocarnos en un mundo tan competitivo como el actual. Y yo fui el elegido.

P. Bildu cuenta con serias posibilidades de ganar las forales.

R. Bildu está en situación de exaltación emocional; veremos qué pasa el día 22. Pero lo importante es lo que decidamos el 23, si somos capaces de conformar un proyecto para Guipúzcoa independientemente de los gobiernos. Hay fórmulas que se pueden aplicar, pero lo importante es ese proyecto. No estamos para perder el tiempo. El mundo cabalga a tremenda velocidad. Guipúzcoa, Álava y Vizcaya tienen cosas que defender, pero no se defienden con la boina, sino con la competitividad y con recuperar, al menos en nuestro caso, ese espíritu que nos hizo líderes en desarrollo industrial. No estamos para perder el tiempo con identidades y mucho menos con proyectos totalitarios.

"No me gustan los 'cordones sanitarios' ni para frenar un proyecto totalitario"

"El Gobierno foral ha estado ausente durante esta legislatura"

"Hay que bajar la presión fiscal sobre los ciudadanos y las empresas"

P. Dice que hay fórmulas. ¿Cuáles?

R. De coaliciones a cinco a proyectos encima de la mesa y que gobierne el más votado con apoyos sectoriales. Es lo de menos. Lo importante es ponerse de acuerdo en lo que realmente importa a los guipuzcoanos. Si nos ponemos de acuerdo en eso, por nuestra parte va a haber absoluta lealtad al camino que diseñemos.

P. ¿Pactaría con PNV y PSE un cordón sanitario para que Bildu no gobernase?

R. Los cordones sanitarios no me gustan, ni siquiera para frenar un proyecto totalitario. Bildu es una estrategia exitosa de Batasuna. La expresión "cordón sanitario" lleva a otras connotaciones políticas, y no estamos hablando de políticas partidarias. Bildu es otra cosa.

P. Con la entrada en liza de Bildu resulta más difícil que PP y PSE sumen mayoría absoluta.

R. Eso es irrelevante. Estoy cansado de repetir que nunca ha habido un apriorismo PP-PSE. El único que ha hablado de acumulación de fuerzas nacionalistas es Markel Olano. Pongo encima de la mesa mi credibilidad personal y política al decir que el PP va a liderar o colaborar, según la representatividad que tenga, en un proyecto para Guipúzcoa. Que sea con el PNV, con el PSE, con ambos, con Hamaikabat es irrelevante si al final ponemos un proyecto y gestores.

P. De otra forma. ¿La entrada en liza de Bildu complica la intención del PP de ser decisivo para configurar el Gobierno foral?

R. Aumenta la necesidad de que el PP asuma su responsabilidad de colaborar en la gobernanza de Guipúzcoa. Llevamos muchos años de parón en el dinamismo guipuzcoano por los proyectos nacionalistas.

P. ¿Ve a Olano pactando con Bildu para mantenerse en la Diputación?

R. La última vez que Batasuna estuvo en Juntas Generales Sodupe pactó con ellos. Y no nos olvidemos de ciertos escenarios que podrían ponerse sobre la mesa: grandes infraestructuras, impuestos,... No estamos hablando solo de la lucha antiterrorista o de la defensa de unos valores sociopolíticos, sino que Guipuzcoa puede quedar hecha unos zorros.

P. ¿Hay que bajar impuestos?

R. Hay que bajar la presión fiscal sobre los ciudadanos y las empresas. Hay que hacer a las pymes más competitivas, favorecer el consumo y habría que subir el mínimo exento. Y es dramática la situación de muchos autónomos y pymes que carecen de financiación adecuada y deben hacer frente a pagos adelantados del IVA. La fiscalidad sirve también para la promoción económica, y ese uso que queremos darle, sabiendo que debemos hacerlo con mucho cuidado, porque la recaudación es baja.

P. ¿Endurecería la concesión de ayudas sociales?

R. Antes de fin de año se aprobó por unanimidad en las Juntas el mapa social. Comprendo que haya partidos sin credibilidad para proponer nada que sea promoción económica y deban usar la bandera social, pero en esa estamos todos de acuerdo. El único reto de los servicios sociales es la financiación. Y es rotundamente mentira que para financiar los servicios sociales haya que subir los impuestos.

P. ¿Qué competencia necesita la Diputación y no tiene?

R. El País Vasco necesita como el beber una evaluación del reparto competencial. Y ese reacomodo, priorizando la cercanía a los ciudadanos, lleva obligado un reacomodo de las competencias. Hay duplicidades y triplicidades que cuestan dinero y vuelven tarumbas a los ciudadanos. Es un problema que en Euskadi no se quiere acometer. ¿Por qué hay tenerle miedo a reacomodar las competencias y las finanzas a las necesidades de los vascos?

P. ¿Guipúzcoa está estancada?

R. Sí, en proyectos políticos para los guipuzcoanos. El Gobierno foral ha estado ausente en esta legislatura. Es normal cuando se gestó como se gestó: en la investidura de Olano su objetivo fue apoyar el plan Ibarretxe y para eso pactó con EA, importándole una higa la gestión guipuzcoana. Para esa acumulación de fuerzas no le importó ceder los departamentos más importantes a un partido minoritario que luego se ha escindido y han terminado a gorrazos.

P. ¿Si es elegido concejal de Lizartza irá a los plenos?

R. Por supuesto. He sido concejal solito en Andoain en momentos muy duros. En Lizartza queríamos poner en valor la buena gestión que se ha hecho.

Juan Carlos Cano

Juan Carlos Cano (San Sebastián, 1958) ha sido durante 16 años concejal del PP en Andoain y desde 1999 es representante en las Juntas Generales, en las que actualmente es portavoz del Grupo Popular. Además de aspirar a diputado general, encabeza la lista de su partido en Lizartza, donde el PP ha gobernado los últimos cuatro años, al ser la única lista que concurrió en 2007. Ingeniero Industrial y máster en Administración de Empresas por Deusto, está casado y tiene una hija.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 19 de mayo de 2011

Más información