El Consejo de Europa quiere prohibir móviles y wifi en los colegios

El principio de precaución llevado al extremo. Aunque no hay informes concluyentes que relacionen a los aparatos inalámbricos con problemas sanitarios, la Comisión de Medio Ambiente del Consejo de Europa va a proponer a la Asamblea Parlamentaria (su máximo órgano de decisión) la "prohibición de todos los teléfonos móviles o sistemas wifi de las clases y colegios".

El informe, cuyo redactor es el luxemburgués Jean Huss, del Grupo Socialista, es tan tajante porque "esperar a que haya grandes cantidades de informes médicos y científicos antes de tomar decisiones para prevenir daños bien conocidos puede llevar a grandes costes en salud y económicos, como ha sucedido con el amianto, la gasolina con plomo y el tabaco". "El principio de precaución debe aplicarse aun cuando la evaluación científica no permita determinar con suficiente certeza que existe riesgo", afirma.

Más información

El texto, de 11 páginas, dedica gran parte de su contenido a restar credibilidad a la postura generalizada de las autoridades sanitarias mundiales (Organización Mundial de la Salud, la Comisión Europea) que han descartado que las radiaciones de estos aparatos (las denominadas no ionizantes) tengan efecto sobre la salud de las personas. "El Comité de Medio Ambiente está trabajando en el asunto de los conflictos de interés y en la urgente necesidad de una auténtica independencia de los científicos implicados en las agencias oficiales", apunta, con lo que arroja una sombra de sospecha sobre todos los organismos oficiales.

Un asunto recurrente

El asunto, como recoge el propio Huss, es recurrente. "En un Eurobarómetro reciente, el 48% de los europeos afirmó que está preocupado por los efectos sobre la salud de los móviles", indica el informe.

El trabajo no recoge las conclusiones del estudio Interphone, el mayor sobre el asunto, que siguió a 13.000 usuarios de telefonía durante 10 años y no encontró un aumento de dolencias. Esta conclusión está en línea con las de los trabajos españoles. El Ministerio de Sanidad ofrece varios en su web (uno sobre cáncer, otro sobre riesgos laborales) en los que se afirma que no hay evidencia de una relación entre este tipo de radiación y problemas de salud. Claro que según la argumentación de Huss están elaborados por científicos oficiales y, por tanto, "no independientes".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción