Crónica:Elecciones municipales y autonómicas
Crónica
Texto informativo con interpretación

UPyD araña un voto a Lennon

La formación recaba apoyos a través de las redes sociales y en pequeños mítines en distintos puntos de Madrid

Isabel Ortega, 32 años, vota siempre. Una vez introdujo en la urna una partitura de Imagine, de John Lennon. "Puedes decir que soy un soñador pero no soy el único", dice la canción. Fue su forma de protestar contra la clase política. Esta tarde se ha acercado a un mitin de UPyD. Le gustan algunas ideas del partido pero quiere conocer a los candidatos. O la convencen o volverá a optar por la lírica.

Esta profesora de primaria es la demostración de que aún quedan personas que van a un mitin solo para informarse. Ni va ataviada de rosa hasta las orejas, ni lleva una chapa con el logo de UPyD. Llega puntual y se sienta en el suelo. Alejada del escenario.

Durante la perorata de los candidatos, Isabel se levanta y retrocede varios pasos. Pero se queda y vuelve a sentarse. Se tapa los oídos un par de veces, le molestan los potentes altavoces. Y es que esta tarde, para el mitin en el parque de La Vaguada, UPyD ha tirado la casa por la ventana. "Esto es un lujo", dice el candidato a presidir la Comunidad, Luis de Velasco, al ver los focos y las banderolas. La mayoría de las veces les basta con plantar un atril en plena calle. El presupuesto de 1.200.000 euros para la campaña en toda España obliga a medir los gastos.

Más información
Granados: "UPyD no se puede permitir incumplir sus promesas desde el primer día"

Con unos 8.000 afiliados, casi tantos como candidatos tienen sus 323 listas electorales, desde el partido aseguran que no tienen un duro. Hay que ingeniárselas como sea. José Paradas, 64 años y gorra rosa en la cabeza, coloca una alfombra bajo el atril. Por las mañanas, Paradas dirige a los 18 trabajadores de su empresa sin apenas salir del despacho, pero por las tardes se pone el traje de faena y hace "lo que sea" por el partido. Después de colocar la alfombra reparte folletos. Su mujer está ya cansada de que no pare en casa. "En tres años he recorrido unos 6.000 kilómetros con UPyD. Esto me cuesta dinero, pero merece la pena", dice.

También De Velasco suma kilómetros a sus espaldas. Desde las primarias del pasado octubre, en las que salió elegido en una reñida contienda con otros cinco candidatos, el ex secretario de Estado de Comercio durante el primer gobierno de Felipe González ha recorrido toda la región en Cercanías. No fue hasta el primer día de campaña que un empresario afiliado a UPyD puso a su servicio, gratis, un coche tuneado para la ocasión. Los candidatos lo han bautizado como la "pantera rosa".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La pantera recoge esta tarde a De Velasco y al candidato a la alcaldía de Madrid, David Ortega, en la sede autonómica del partido en la calle de Las Montesas (Salamanca). Son dos candidatos muy diferentes. Uno con un extenso currículo político y el otro un profesor de universidad que hasta ahora solo había tocado la política en el plano teórico. De Velasco es republicano, Ortega es monárquico. De Velasco ha estado ligado al PSOE, ha votado en ocasiones a IU y ha formado parte del partido Ciudadanos. Ortega no confiesa a quién votado antes de UPyD, pero se autodefine "profundamente liberal". "No como Esperanza Aguirre", matiza, "me gusta el liberalismo británico".

UPyD está lleno de contrastes. Dicen que el discurso de izquierdas y derechas se ha quedado desfasado. Tampoco les gusta decir que son de centro. Imposible situarse cuando el partido aúna personas con un pasado político tan dispar. Lo que sí comparten todos los miembros son un par de cosas: devolver al Estado las competencias en Sanidad y Educación y cambiar la ley electoral. Han planteado una campaña en clave nacional y esas dos serán sus únicas condiciones de cara a un pacto con cualquier partido en caso de que los resultados les dieran la llave para formar gobierno.

Tanto De Velasco como Ortega necesitan el 5% de los votos para entrar en la Comunidad o el Ayuntamiento. La última encuesta del CIS los deja fuera, pero con un 4,3% de los votos otorga una horquilla de cero a tres concejales a la candidatura de Ortega. De esas y otras cosas hablan los candidatos en la "pantera rosa" de cara a La Vaguada. De Velasco aferrado a su teléfono informa a sus casi mil seguidores de Twitter de que está a punto de llegar al mitin. Desde el asiento de atrás Ortega se pica y también coge su Blackberry. Son hiperactivos en redes sociales, una de las claves del partido.

Durante el mitin se admiten preguntas, pero a Isabel no le da tiempo a hacer las suyas. Al terminar, se acerca a De Velasco y él se la lleva a un aparte y hablan unos minutos. De enseñanza, explicará luego ella. Y se la gana. Isabel se va a casa con la mitad de las dudas resueltas. Votará a De Velasco para la Asamblea, pero en el Ayuntamiento aún tiene que pensarlo. Por ahora Lennon, con su Imagine, ha ganado a Ortega.

Los candidatos David Ortega (en el atril) y Luis de Velasco, solo con camisa, en un mitin reciente.
Los candidatos David Ortega (en el atril) y Luis de Velasco, solo con camisa, en un mitin reciente.ÁLVARO GARCÍA

Un partido 2.0

- UPyD tiene más de 200 páginas web territoriales actualizadas por voluntarios.

- La web del partido es algunos días la más visitada de todos los partidos políticos de España.

- Tiene 35.000 seguidores en todos sus perfiles de Twitter, que se han cuadruplicado desde enero.

- La semana pasada lograron ser trending topic nacional (tema del momento) en Twitter al participar a través de la red en el debate de Telemadrid entre los candidatos a presidir la Asamblea del PP, PSOE e IU, al que no fueron invitados.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Inés Santaeulalia

Es la jefa de la oficina de EL PAÍS para Colombia, Venezuela y la región andina. Comenzó su carrera en el periódico en el año 2011 en México, desde donde formó parte del equipo que fundó EL PAÍS América. En Madrid ha trabajado para las secciones de Nacional, Internacional y como portadista de la web.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS