Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
MUNICIPALES 2.0

Humanos

Quizá les exijamos demasiado. Dar entrevistas y mantener encuentros físicos y digitales, estrechar manos, hacer como que no se ven gestos de repudio, ir o no a debatir con los rivales, venderse a sí mismos y al partido... y además retransmitir todo con el teclado del móvil, teniendo algo ocurrente que decir. Más que una campaña electoral es un concurso televisivo de pruebas extremas.

No es extraño que hasta @jlopezorozco, el ciberextrovertido, se haya apagado. Su homólogo y compañero de partido ourensano @franciscoou comunicaba poco más que "na rua do paseo con pachi

". @X_S_Bugallo reconocía que "necesitaba dormir pq ahora me doy cuenta q el debate Correo TV es el jueves pero voy a prepararlo pq no dejes para mañana lo q puedas hacer hoy!". Los aspirantes tienen más tiempo o ganas, y van de lo aguerrido, @rubencela ("El castigo partidista del PP a Santiago: dónde está el Centro de Saúde de Galeras?") al relato de la cotidianeidad, como los coruñeses @CarlosMarcosB ("Acabo de visitar a Maria Do Santos, coruñesa de 94 años, que sufrió una caída en el Palexco el día 6") y @XMCarril ("Ya en Novo Mesoiro para dar un mitin y después a ver el partido del Depor") o de nuevo @rubencela, "viendo a Mankell descubriendo una placa conmemorativa del paso de Lorca por Compostela".

En el PP, ayer fue día de bots (programas informáticos que imitan el comportamiento humano), con @corina_porro acribillando el ciberespacio con consignas etéreas ("por el desarrollo de un Plan para todo #Vigo, para que todos los vigueses sean capaces de desarrollar sus ilusiones") o un @carlosnegreira anunciando la buena nueva: "Los coruñeses darán su voto de confianza al PP para un cambio histórico en La Coruña el 22 de mayo". Menos mal que @gerardoconderoa se encarga del toque personal (un tanto críptico): "Encontramos la forma visual de cómo Santiago se comunicó en los últimos 25 años con las mentiras".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 11 de mayo de 2011