Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La crisis del euro

Moody's alerta sobre los bonos de las comunidades para particulares

La emisión de bonos por parte de las comunidades autónomas para colocarlos entre inversores particulares tiene implicaciones negativas desde el punto de vista de su calificación crediticia, según un informe publicado ayer por la agencia Moody's. Sus analistas realizaron su nota con motivo de la emisión de hasta 900 millones de euros en títulos a dos y tres años por parte de la Comunidad Valenciana a un coste de aproximadamente el 6,5%, incluyendo comisiones y gastos.

"El reciente incremento en la emisión minorista de bonos es negativo para el crédito de los Gobiernos regionales en España. Representa una aguda subida en los costes de financiación" de las comunidades, necesario ante sus dificultades para financiar sus grandes déficits, señala Moody's, que menciona también otras emisiones de la Comunidad Valenciana y de la Generalitat de Cataluña.

La agencia de calificación da tres argumentos para criticar esas emisiones y considerarlas un síntoma preocupante. En primer lugar, Moody's considera que "reflejan las dificultades que esos Gobiernos tienen para financiar su déficit a través de canales más convencionales (préstamos bancarios, colocaciones privadas o emisiones de bonos en los mercados de financiación mayorista)".

En segundo lugar, esas emisiones "elevan bruscamente los costes de financiación de las regiones". Moody's señala que aunque por ahora los intereses pagados por el conjunto de la deuda representan solo una pequeña parte de sus ingresos (en torno al 2% de media), la emisión de más bonos minoristas con cupones altos "deteriorarán inevitablemente" los coeficientes de sostenibilidad de la deuda.

En tercer lugar, los bonos para particulares, según Moody's, "incrementan sustancialmente las necesidades de refinanciación de las regiones, en la medida en que todas esas emisiones tienen vencimientos inferiores a los dos años" de plazo.

Por si eso fuera poco, Moody's cree que las altas rentabilidades ofrecidas por las comunidades entran en competencia con la banca y pueden alentar la guerra del pasivo entre las entidades, con el consiguiente deterioro de sus márgenes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 10 de mayo de 2011