Elecciones municipales

Trias considera que Barcelona es la capital de la prostitución y de la mafia

"No queremos ser la capital de la prostitución, las mafias, las drogas y el botellón", afirmó ayer Xavier Trias, candidato de CiU a la alcaldía de Barcelona. Fue una subida de tono de los nacionalistas, que ayer dibujaron un cuadro en negro de la ciudad. Ocurrió en el barrio de Les Corts, donde Trias mitineaba.

El candidato nacionalista se refería al proyecto de reforma de los terrenos que ocupa el Barça en ese distrito de la ciudad. Dijo que el proyecto de Norman Foster no se hará -no hay dinero para afrontarlo- y que los equipamientos del Barça, tal como están distribuidos, representan un problema para el barrio.

Sobre todo porque parte de esa zona es colonizada de noche por la prostitución: "la gente que viene de fuera a hacer investigación en la zona universitaria se queda sorprendida al ver eso". A continuación, Trias dijo que no quería que Barcelona "fuese la capital de la prostitución, ni de las mafias, ni del botellón".

Portabella propone una consulta ciudadana sobre los Juegos de Invierno

Más información

Esta afirmación suele ser habitual en intervenciones del líder del PP, Alberto Fernández Díaz, y que solía ser mucho más matizada en boca de Trias. Por lo menos, hasta ahora. Parecidas expresiones se han oído en más de una ocasión en los plenarios del mandato en los que sistemáticamente CiU y PP se han alineado en demanda de más mano dura para combatir esos fenómenos -sobre todo la prostitución callejera y el botellón- y todo lo relativo a la inseguridad ciudadana.

Cuerpo a cuerpo

Los debates del pleno de esos problemas acostumbraban a terminar en dos bandos: el bipartito más ERC negando que la realidad de la ciudad fuese tan dura, y CiU y PP argumentando que hacía falta más policía y menos tolerancia.

Además, todo parece indicar que el cuerpo a cuerpo entre los principales candidatos va a más cada día que pasa. Ayer, a Hereu le sentaron muy mal las palabras de Trias sobre la prostitución, la mafia y Barcelona y las replicó de inmediato en un mitin en lo alto del barrio del Carmel, que puso como uno de los ejemplos de la política de calidad de espacio público en todos los barrios.Hereu argumentó que decir que Barcelona es la capital de la mafia y la prostitución es "insultar a la ciudad y a los barceloneses". El candidato socialiºsta alertó a su principal oponente que es "mala forma de hacer campaña" y que la ciudad no se merece estos adjetivos. "Es un mal estilo insultar a una ciudad en la que uno intenta gobernar", lamentó. De paso, Hereu replicó que Barcelona ha sido la capital del deporte y de la solvencia "y ahora debe serlo del móvil".

Ante un auditorio de varios centenares de personas en lo alto del Carmel, Hereu advirtió de que un gobierno de centro derechas -señala a CiU apoyado por el PP- no apuesta por la política de barrios.

"En las ciudades donde gobiernan todavía hay barrios con barracas. El Carmel lo fue pero ya es historia y ahora es un barrio digno, aunque queda mucho trabajo por hacer", apuntó.

"Yo no admito la actitud del llorón y de machacar la confianza de la gente -según él, la de Xavier Trias- cuando he vivido la gran lección del Carmel y veo cómo los vecinos de este barrio se han repuesto", señaló Hereu recordando el episodio del hundimiento del túnel que echó de sus casas a algo más de 1.000 personas. El candidato socialista alertó de que en el próximo mandato está en juego "el olvido de barrios como este".

Las réplicas y contrarréplicas entre los candidatos se produjeron ayer en torno a varios temas. Por ejemplo, Xavier Trias cargó también contra la política de grandes acontecimientos que, según él, impulsa Hereu. Aunque Trias ha apoyado la idea de los Juegos Olímpicos de Invierno, ayer, en campaña, se desmarcó: "lo que hay que hacer es centrarse en las personas".

Y los Juegos fueron motivo de controversia también con Jordi Portabella, cabeza de lista de Unitat per Barcelona. Para él, una iniciativa de ese tipo debe someterse a consulta ciudadana. Y con el precedente de la Diagonal, a Hereu le faltó tiempo para negarse en redondo. "Pese a que es algo importante para la proyección de la ciudad y de Cataluña, ahora no son la prioridad", concretó.

A las críticas de Trias sobre los grandes acontecimientos, el alcalde le recordó que los grandes acontecimientos han contribuido a proyectar Barcelona y a desarrollar parte de la economía de la ciudad. Puso como ejemplo que la Final Four de baloncesto promovió la visita de 10.000 personas a la ciudad y 4.000 pernoctaciones.

No todo fueron desacuerdos. Hereu también es partidario de que la Guardia Urbana tenga funciones de policía judicial en los delitos menos graves, como robos y hurtos, para poder presentar a los detenidos al juez de guardia y no tener que entregarlos a los Mossos d'Esquadra. De momento, la policía local solo lo hace con los detenidos por delitos de seguridad en el tráfico.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 09 de mayo de 2011.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50