Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aznar otorgó a Cataluña el múltiple que exige Camps para reemitir TV-3

El Gobierno central descarta descentralizar más el espacio radioeléctrico

La suspensión de las emisiones de TV-3 en territorio valenciano, tras la presión ejercida mediante elevadas sanciones del Consell a Acció Cultural del País Valencià, la entidad propietaria de las instalaciones que reemitían la señal, ha soliviantado a significativos sectores de la sociedad y levantado numerosas protestas a unas semanas de las elecciones del 22 de mayo. El popular Francisco Camps exige al Gobierno de España la concesión de un tercer múltiple digital de cobertura autonómica para permitir la reciprocidad de Canal 9 y TV-3. Ese múltiple adicional solo lo tiene Cataluña y se lo concedió, precisamente, el Gobierno de José María Aznar, del PP, en 2003, cuando era ministro de Ciencia y Tecnología Josep Piqué.

Seis comunidades cuentan con dos múltiples digitales y el resto solo uno

Cataluña es la única región que tiene un tercer canal adicional

RTVV ha duplicado la señal de sus canales para no dejar sitio a otros

La Ley Audiovisual de 2010 prevé la reciprocidad de las emisiones

El Gobierno del socialista José Luis Rodríguez Zapatero descarta ampliar esa excepción que Aznar hizo con Cataluña porque técnicamente no es necesario a medio plazo, dado que cada vez será posible comprimir más canales de televisión digital terrestre (TDT) en cada múltiple, o multiplex, y además hay que reservar por indicación de la Unión Europea, una parte del espacio radioeléctrico para la implantación de nuevas tecnologías, como la televisión por teléfono móvil.

En el caso concreto valenciano, por otra parte, Ràdio Televisió Valenciana (RTVV) ha duplicado la señal de Canal 9, Nou 2 y Nou 24 para que no quede ninguna vía libre a través de la cual pueda plantearse la reciprocidad de emisiones con la televisión de Cataluña. La Generalitat Valenciana tiene concedidos dos múltiples de cobertura autonómica, uno por el que pasan cinco canales (los tres públicos más las concesiones privadas de Popular TV y Metropolitan TV) y otro, concedido en 2007 cuando era ministro de Industria el socialista Joan Clos, por el que se emiten cuatro (Canal 9 en alta definición y otra vez los tres públicos).

En este momento, según datos del Ministerio de Industria, que dirige Miguel Sebastián, hay seis comunidades autónomas que cuentan con dos múltiples digitales, mientras el resto tienen uno, al margen de Cataluña, que dispone de tres. El plan técnico de TDT de 1998 reservó un múltiple de cobertura autonómica a cada comunidad, pero en 2003 el Gobierno de Aznar asignó a Cataluña un "múltiple adicional" por orden ministerial comunicada el 8 de mayo. Posteriormente, en el plan técnico de TDT de 2005, se amplió a dos el número de múltiples digitales que se podían asignar a cada comunidad autónoma.

En pleno proceso de planificación, aún no se ha producido la asignación definitiva de esos segundos múltiples. Sin embargo, en algunas comunidades que lo han solicitado, se ha anticipado su implantación a la espera de la concesión definitiva. Es el caso de la Comunidad Valenciana, Andalucía, Baleares, Castilla-La Mancha, Madrid, Murcia y, obviamente, Cataluña. Solo en Andalucía y Castilla-La Mancha ya se asignó definitivamente, en diciembre del año pasado, el segundo múltiple digital.

Mientras Camps hace chantaje al Gobierno con TV-3 para conseguir otro múltiple, Acció Cultural promueve una Iniciativa Legislativa Popular (ILP) para regatear a la Generalitat Valenciana y conseguir la reciprocidad de emisiones entre televisiones de comunidades autónomas que comparten la misma lengua, como es el caso catalán y valenciano o el de Navarra y el País Vasco, mediante un canal habilitado por la Administración central. Se basa para ello en la Carta Europea de las Lenguas Regionales y Minoritarias, firmada por Felipe González en 1992 y ratificada por José María Aznar en 2000.

La reciprocidad en las emisiones de radios y televisiones entre comunidades autónomas se incorporó también a la Ley del Audiovisual, aprobada en 2010. Como recuerda el diputado socialista valenciano Ferran Bono, que fue ponente de esa ley, hubo entonces intensas negociaciones para reconocer en la norma la posibilidad de que las televisiones autonómicas puedan emitir en comunidades limítrofes con las que compartan "afinidades lingüísticas y culturales siempre que así lo acuerden mediante convenio" y siempre que "exista reciprocidad". Tal reconocimiento logró el apoyo de todos los grupos excepto el PP.

La ILP promovida por Acció Cultural del País Valencià, que está recogiendo aportaciones de la ciudadanía para hacer frente a las elevadas sanciones que le ha impuesto el Consell (hasta ahora ha pagado 130.000 de los 800.000 euros que le reclama el Gobierno de Camps), volverá a poner el asunto sobre la mesa en los próximos meses, ya que está previsto que los grupos parlamentarios del Congreso decidan su admisión a trámite una vez celebradas las elecciones autonómicas y municipales del 22 de mayo.

La TDT autonómica

- El plan técnico de la TDT de 1998 reservó un múltiple digital para cada comunidad autónoma.

- 2003. El Gobierno de Aznar adjudicó, con carácter excepcional, un múltiple adicional a Cataluña.

- 2005. El plan técnico amplió a dos el número de múltiples que se pueden asignar a cada comunidad autónoma.

- 2007. Se anticipó la implantación del segundo múltiple en Andalucía, Cataluña, Madrid y Comunidad Valenciana.

- 2008. Se anticipó la implantación del segundo múltiple en Baleares, Castilla-La Mancha y Murcia.

- 2010 Se asignó de forma definitiva el segundo múltiple a Andalucía y Castilla-La Mancha.

- No han solicitado aún el segundo múltiple el resto de comunidades autónomas

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 8 de mayo de 2011

Más información