Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Elecciones municipales y autonómicas | La participación de la izquierda 'abertzale'

Miles de personas reciben el fallo entre gritos por la independencia

Bildu insta a llenar las urnas de votos 'abertzales'

Minutos antes de que se conociera la decisión del Tribunal Constitucional, la alegría se iba desbordando en la plaza del Arenal de Bilbao. Gritos pidiendo la independencia de miles de personas que llevaban congregadas ya varias horas. El secretario general de EA, Pello Urizar, rechazaba hacer declaraciones, aunque afirmaba ser optimista y estar deseando subir a la palestra para hablar con todos los asistentes.

Pasada la medianoche, un estallido de júbilo recorrió la céntrica plaza bilbaína. Abrazos, saltos, puños en alto e, incluso, algunas lágrimas de algunos de los miembros de Bildu. Casi aupados, Urizar; el dirigente de Alternatiba Oskar Matute; el ex redactor jefe del diario Egin y cabeza de lista en Guipúzcoa, Martín Garitano, y la independiente Aitziber Ibaibarriaga subieron a la palestra. El público jaleaba el nombre de Bildu repetidamente y de nuevo asomaban los gritos de "independentzia".

Los asistentes repitieron gritos por la libertad de los presos de ETA

"Es el triunfo de la sociedad vasca ante la sinrazón", dice el líder de EA

Urizar comenzó su discurso, realizado en euskera, elevando su voz ante el jolgorio. "Ha sido un camino difícil. Han tratado de coartar nuestra libertad. Bildu es el triunfo de la sociedad vasca ante la sinrazón y los intereses mezquinos de algunos", expresó. Mientras, los asistentes gritaban pidiendo la libertad para los presos de ETA o su regreso a Euskadi con frases como Presoak kalera amnistia osoa ("Libertad para los presos, amnistía para todos"), y Euskal presoak, etxera ("Presos vascos a casa").

Matute, ya en castellano, empezó su intervención recordando "a los partidos que se han quedado en el camino". Así, y tras esperar a que los aplausos se rebajasen, aseveró: "No olvidamos a los que han sido cabeza de turco de decisiones políticas. Nos querían ver doblegados y mudos".

Igualmente, Matute agradeció a los vascos su "ola de solidaridad activa, su compromiso y su apoyo para que todos los partidos políticos, incluido, puedan concurrir finalmente a las elecciones del 22 de mayo". Bajo el escenario, el resto de cabezas de Bildu recibían felicitaciones vía telefónica o, simplemente, se unían a los cánticos de una plaza cada vez más abarrotada.

Habían pasado ya varios minutos desde la subida de los cuatro miembros de Bildu a la palestra y aún seguían las intervenciones. Matute afirmó que tienen el "reto" de trasladar su programa político a la sociedad. "Frente a los que dudan de que tengamos programa político", precisó el dirigente de Alternatiba, escisión de Ezker Batua. Matute consideró que Bildu es la "respuesta colectiva que este pueblo merece". Concluyó su intervención remarcando que el próximo 22 de mayo llenarán las urnas "de la ilusión de decenas de miles de votos de soberanistas e independentistas de izquierda". La euforia se desató. "Esta pelea ha valido la pena", sentenció Urizar.

Tras concluir el acto, el público entonó junto a los cuatro miembros de Bildu en la palestra el Eusko gudariak, himno del soldado vasco, con el puño derecho en alto. Varias improvisaciones de bertsolaris (canto improvisado tradicional vasco) dieron por finalizado el acto.

Ya entre bambalinas, los miembros de Bildu no podían, ni querían, ocultar su alegría. Matute indicó a este periódico que a lo largo de estos días, en los que se ha debatido sobre la posible concurrencia de la coalición abertzale a los comicios municipales y forales, se ha comprobado "el afán del PP y de una parte del PSOE a nivel nacional de querer arruinar a Bildu". Algunos de los presentes lo celebraban con bebidas y con porciones de pizza. Mientras, Matute concluía: "Han intentado conseguir una victoria pírrica y no lo han logrado. Es el triunfo de la libertad". Posteriormente, se fundía en un abrazo con una compañera.

Las miles de personas que se congregaron en la plaza del Arenal del Bilbao fueron dispersándose. Unos volvían a casa. Otros muchos iban a celebrar la decisión al cercano Casco Viejo, lleno de bares. Varias bocinas de los coches sonaban y los presentes seguían cantando las mismas canciones de toda la noche. "Independentzia", gritaban. Bildu estará finalmente el 22-M.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 6 de mayo de 2011