Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Análisis:

Tolerancia cero con los hurtos de metales

Los hechos relacionados con la sustracción de metales, sobre todo el cobre, se han incrementado en los últimos tiempos en toda Cataluña, todo el Estado y otros países europeos. Estos delitos tienen como escenario el sector agrícola y el empresarial. También afecta, en menor medida, a los gestores de infraestructuras de los servicios públicos (ferrocarriles, líneas telefónicas, líneas eléctricas o instalaciones de gestión y transporte de estos servicios), pero cuando se producen, la afectación para la ciudadanía es muy elevada, ya que dificulta y a menudo imposibilita el correcto suministro de servicios básicos y necesarios. Por este motivo, desde la Policía de la Generalitat-Mossos d'Esquadra (PG-ME) ya hace tiempo que se trabaja con plena dedicación y profesionalidad para revertir esta situación, un trabajo que se canaliza a través del Programa Operativo Específico contra la delincuencia en el ámbito del metal. Este plan establece unos criterios y unas pautas operativas en los procedimientos policiales para la lucha contra estos delitos, con una doble finalidad. Por un lado, prevenir y reducir los hechos delictivos relacionados con la sustracción de metales, y, por otro, garantizar a los ciudadanos los servicios básicos. Para alcanzar estos principios, se han implementado acciones destinadas a la vigilancia de los lugares con mayor incidencia de la problemática. Todos los servicios policiales se coordinan para alcanzar los objetivos del programa con eficacia y eficiencia, pero se da una especial importancia a las acciones de investigación. Es en este marco en el que ayer tuvo lugar una amplia operación policial en el distrito de Sant Martí de Barcelona, que concluyó con la detención de 52 personas. También es básica la coordinación con las policías locales y con los operadores externos, como empresas del sector, de reciclaje, los gestores de servicios públicos, recicladores, instituciones privadas y públicas y otros. Recordar, finalmente, que para la resolución de estos casos es importante la colaboración de los ciudadanos, en el sentido de que han de denunciar todos los delitos de los que hayan sido víctimas. Entre todos contribuiremos a la erradicación de estos hechos tan perjudiciales para la actividad económica y los servicios públicos de nuestra sociedad.

Joaquim Bayarri es intendente jefe de la División Técnica de Seguridad Ciudadana de la Policía de la Generalitat-Mossos d'Esquadra.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 4 de mayo de 2011