El presidente augura la mayor caída del paro desde que arrancó la crisis

La Encuesta de Población Activa (EPA) difundida por el INE el 28 de abril elevó el número de parados valencianos a 599.900. También puso de relieve la destrucción de 50.500 puestos de trabajo en territorio valenciano durante los tres primeros meses de 2011, la más alta de España con diferencia.

Paula Sánchez de León, portavoz del Consell, atribuyó todos los problemas laborales de la Comunidad Valenciana a la nefasta gestión del Gobierno del socialista José Luis Rodríguez Zapatero, incapaz de atajar la crisis económica. La Consejería de Economía y Hacienda emitió una nota del mismo tenor.

Ayer, sin embargo, el presidente de la Generalitat asumió toda la responsabilidad por la evolución del empleo. En una breve alocución durante la inauguración de Laboralia, certamen dedicado a la seguridad y salud laboral, Francisco Camps auguró que las cifras de desempleo relativas al mes de abril que hoy debe difundir el Ministerio de Trabajo serán las mejores desde que arrancó la crisis económica. Camps vinculó ese dato positivo a otro elemento favorable que reflejó la última EPA, como fue una ligera caída interanual del desempleo que solo se dio en la Comunidad Valenciana y en el País Vasco, para extraer una conclusión optimista: "La Comunidad Valenciana está preparada para liderar la salida de la crisis económica y, por lo tanto, para crear empleo. Yo tengo ánimo. Y los empresarios y trabajadores valencianos también porque crear empleo es una necesidad imperiosa para salir cuanto antes de la crisis".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS