Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Francia investiga cupos raciales

La federación de fútbol, acusada de aprobar cuotas para la cantera

La Federación Francesa de Fútbol investigará las acusaciones publicadas por la revista digital Mediapart sobre la presunta decisión de crear cuotas oficiosas en los centros de formación para reducir el número de jugadores negros y árabes.

Según el diario, dirigentes de la Dirección Técnica Nacional (DTN) del organismo aprobaron este principio a finales de 2010. En el centro de las acusaciones se encuentra el seleccionador, Laurent Blanc, uno de los héroes de la Francia campeona mundial en 1998, celebrada entonces precisamente por su multiculturalismo. Los aludidos negaron en bloque las acusaciones. "Tengo una confianza absoluta en mis colaboradores", afirmó Fernand Duchaussoy, el presidente de la federación.

"Para las mayores instancias del fútbol francés, está claro: hay demasiados negros, demasiados árabes e insuficientes blancos en los campos", había afirmado Mediapart, que citaba a fuentes federativas; "el objetivo confesado en la DTN es limitar, seleccionando desde la edad de los 12 y los 13 años, el número de jugadores franceses de tipo africano y norafricano".

La doble nacionalidad

François Blaquart, el director de la DTN, habría avanzado en una reunión de noviembre de 2010 la cifra del 30% como cuota de africanos con doble nacionalidad. La principal justificación sería que demasiados jugadores con ella son formados en Francia y acaban defendiendo los colores de otras selecciones. La segunda justificación sería la voluntad de romper con "el estereotipo del jugador grande, fuerte y potente" para centrarse en un juego más técnico.

"Por supuesto que desmiento", declaró Blaquart, el principal acusado, en su conferencia de prensa de ayer. "Nuestro único problema es el de las dobles nacionalidades", admitió. "Esto afecta a jugadores de todos los orígenes. No tiene nada que ver con el color de la piel", añadió de inmediato, citado como ejemplo a futbolistas procedentes de Europa del Este o latinos.

Blanc también negó la existencia de cuotas étnicas. El exdefensa del Barcelona confirmó su voluntad de pasar del modelo físico a uno más técnico, pero sin relación alguna con los orígenes de los jugadores. "Lo que me molesta es que se añada colores a esto, que se me reproche este tipo de discriminaciones", concluyó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 30 de abril de 2011