Elecciones municipales y autonómicas

El Consell pagó 600.000 euros a la Gürtel con Correa ya en prisión

El abono se hizo un mes después de que Camps declarara ante el juez Flors

El Consell pagó 606.100 euros a la trama Gürtel en julio de 2009, con la cúpula de la red corrupta en prisión y apenas un mes después de que el presidente de la Generalitat, Francisco Camps, compareciera en la sede del Tribunal Superior de Justicia valenciano para declarar ante el juez José Flors por aceptar regalos de Francisco Correa, Pablo Crespo y Álvaro Pérez, El Bigotes.

La Generalitat, a la que los proveedores reclaman pagos por facturas de hace dos años, abonó con extraordinaria rapidez la minuta relativa al stand de la Comunidad Valenciana en Fitur 2009 a Orange Market, una de las empresas de la trama, a la que según la investigación el Consell adjudicó a dedo contratos por más de ocho millones de euros. La factura fue registrada en la Agencia Valenciana de Turismo el 1 de junio de 2009. En un mes, el 2 de julio, se libró el pago. La celeridad en el abono destaca si se tiene en cuenta que los 606.000 euros se pagaron a la empresa que administraba El Bigotes. Es decir, el Consell pagó 100 millones de las antiguas pesetas cinco meses después del desmantelamiento de la trama Gürtel, la red acusada de corromper a cargos públicos, financiar ilegalmente al PP y blanquear dinero en paraísos fiscales.

El PSPV mostró ayer la factura para contrastarla con los impagos de la Generalitat a sus proveedores legales.El portavoz del Grupo Socialista en las Cortes Valencianas, Ángel Luna, compareció ayer ante los medios para desglosar los problemas financieros de la Generalitat Valenciana. Según las cifras que mostró, los compromisos de pago del Consell se elevan actualmente a más de 50.000 millones de euros (8,3 billones de las antiguas pesetas). "Es el sueldo de todos los valencianos durante un año, tanto de los trabajadores del sector público como los del privado", explicó Luna, "tendríamos que estar todos sin cobrar durante un año para pagar lo que debe la Generalitat".

Luna empleó estos datos para destacar la gravedad del problema de la deuda a los proveedores y para minimizar la importancia de los 633 millones que el PP valenciano reclama al Gobierno central del fondo de competitividad. De hecho, esa cifra solo supone el 1,26% de los referidos 50.000 millones.

Para ver la evolución de la deuda basta analizar los datos disponibles de los últimos años. En 1995, cuando Eduardo Zaplana ganó las elecciones, el PP acusó a los socialistas de haber generado un inmenso agujero económico que heredaban del Consell de Joan Lerma. Y según cifras del Banco de España, en septiembre de 1995, ya con Zaplana instalado en el Palau de la Generalitat, la deuda autonómica, incluidas las empresas y organismos dependientes, se elevaba a 420.000 millones de pesetas (2.253 millones de euros). Es decir, en 16 años de gobierno del PP la deuda se ha multiplicado por 20.

Para llegar a la cifra de un cinco y diez ceros que esgrimió en rojo el portavoz socialista, Luna desglosó varias partidas. La más gruesa fue la de los compromisos de pago con cargo a los ejercicios futuros según las cuentas de la Generalitat de 2009, que sumaban 32.101 millones de euros. Luego sumó los compromisos no reconocidos a finales de 2009 según el informe del Síndic de Comptes de aquel ejercicio, por un total de 3.000 millones de euros. Luego añadió las deudas no reconocidas, lo que denominó "facturas escondidas en el cajón", que según el Síndic se elevan a otros 3.000 millones. Luego sumó otros 5.000 millones en concepto de previsión de incremento de compromisos de 2010, que reconoció que era una estimación a la baja -"vamos a ser benévolos"- basada en los 7.000 de 2009. Y por último incluyó otros 9.600 millones de las empresas públicas según el presupuesto de 2011. Es decir, Luna aseguró que solo ha usado las cifras públicas reconocidas y reconocibles, sin entrar en "las cláusulas de confidencialidad que están ahora tan de moda en los contratos públicos".

Para dar datos más técnicos, el portavoz socialista también habló del fondo de maniobra de la Generalitat (que compara el activo a corto plazo con las deudas a corto plazo). Un parámetro que ha pasado de un saldo negativo en 2005 de 3.071 millones de euros a los 7.906 de 2009.

Luna también abordó la reciente emisión, en apenas unas semanas, de deuda pública del Consell por 1.200 millones de euros, el 90% de lo consignado en los presupuestos para todo 2011 (en total 1.328 millones). "A partir del 22 de mayo no cobrará nadie o tardará un año en cobrar", aseguró Luna, para añadir que esta situación no la va a arreglar quien la ha ocultado y quien no da la cara, en referencia a Camps: "No sé si tiene dolor de corazón por los que no cobran pero desde luego no tiene propósito de enmienda".

Tras las manifestaciones de Luna, el secretario del grupo parlamentario popular en las Cortes, David Serra, acusó al socialista de "desear la quiebra financiera de la Comunidad para que así Alarte pueda conseguir algún voto". Y añadió: "Es triste que un socialista anteponga los intereses electorales al progreso de toda una comunidad".

Orange Market no esperó para cobrar

- Estalla Gürtel. Correa y El Bigotes, detenidos el 9 de febrero de 2009.

- Camps en el TSJ. El presidente declara ante Flors el 20 de mayo.

- Fitur. La factura de 606.100 euros llega a Turismo el 1 de junio.

- El cobro. La consejería paga el 2 de julio.

- Otros provedores Todavía hay pagos pendientes desde 2009.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS