Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Chiclana recupera Sancti Petri para el turismo

Sancti Petri ya es de Chiclana. El poblado marinero, el que fue emporio de riqueza en torno al negocio del atún, es ahora un reguero de casas derrumbadas. Pero en poco tiempo quiere convertirse en un motor económico de la localidad gaditana. La Dirección General de Costas (Ministerio de Medio Ambiente) escenificó ayer la entrega al Ayuntamiento de este enclave. La concesión será de 30 años, prorrogables a otros 30. Una mesa ciudadana será la encargada de concretar los usos que tendrá el renovado poblado.

"Ha sido el mejor regalo de cumpleaños", reconoció ayer el alcalde de Chiclana, José María Román. Ha ido sumando edad al mismo tiempo que ha visto el lento proceso para hacer realidad este viejo sueño. El poblado se había levantado a principios del siglo pasado en torno a la fulgurante riqueza que generaba la almadraba. La crisis de los sesenta arruinó a sus habitantes y las casas se abandonaron.

Costas, propietaria de los terrenos, decidió recuperar el lugar hace unos años. La explotación la ha dejado para el Ayuntamiento, que ha pagado 207.000 por la concesión. La recuperación de la zona incluye todas sus edificaciones, entre las que se encuentran viviendas, almacenes y depósitos. El enclave se renovará para acoger usos turísticos, deportivos y culturales. La concreción de las actividades la hará una mesa ciudadana participada por diferentes colectivos. El Ayuntamiento pagará los nuevos equipamientos y el Gobierno mantendrá sus facultades sobre la zona. Chiclana se compromete a no alterar la fisonomía del antiguo poblado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 27 de abril de 2011