Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El futuro de Europa

La ultraderecha finlandesa exige revisar los planes de rescate de la UE

El partido, clave para formar Gobierno, pide condiciones para ayudar a Portugal

El rotundo ascenso de la ultraderecha finlandesa en las elecciones del domingo puede condicionar el rescate financiero de la UE a Portugal. El partido Auténticos Finlandeses de Timo Soini, tercer partido más votado y llave para formar gobierno, ha convertido su oposición a esas ayudas en un asunto clave que llevará a la mesa de negociaciones.

"Las políticas de rescate han fracasado. La Unión Europea está en estado de coma y ya es tiempo que en Bruselas comiencen a pensar cómo hacer mejor las cosas", dijo Soini. "¿Por qué nuestro dinero tiene que ir a destinos inciertos? No podemos renunciar a nuestro dinero. Si la vaca es finlandesa tenemos que ordeñarla en Finlandia y no enviar su leche al extranjero", afirmó el líder populista.

El actual ministro de Hacienda y líder de Partido Conservador (Kokoomus) Jyrki Katainen está llamado a iniciar las consultas para la formación del nuevo gobierno. Los Conservadores obtuvieron un 20,4 % de los votos, mientras que los Auténticos Finlandeses lograron el 19% superados solo por una décima por el Partido Socialdemócrata.

"La elección fue un verdadero plebiscito sobre la Unión Europea. La política europea de Finlandia tiene que rediseñarse, no podemos continuar como hasta ahora", dijo el líder ultraderechista.

Otros analistas coinciden con esta explicación de por qué la ultraderecha ha pasado de los cinco escaños obtenidos en 2007 a 39. El aumento del paro y los recortes en las pensiones han generado un sentimiento de frustración y ha aumentado la oposición hacia las ayudas a otros países de economías débiles como Grecia, Irlanda y Portugal.

Las dificultades por las que pasan algunas empresas emblemáticas también han influido en ese malestar. La compañía de telecomunicaciones Nokia trata de competir con Apple y otros fabricantes de móviles asiáticos y tiene previsto suprimir empleos.

"Finlandia ha desatendido muchos asuntos domésticos con toda esta chorrada de la UE", dijo ayer a la agencia Reuters un funcionario de 37 años que se declaró votante de Auténticos Finlandeses. "Por supuesto que hay que ayudar a los países con problemas, pero las condiciones deben ser duras", concluyó.

"Creo que Auténticos Finlandeses se sentará en la mesa de negociaciones para formar el próximo gobierno", declaró a este periódico el profesor de Ciencias Políticas de la Universidad de Helsinki Jan Sundberg. Según el académico, lo más probable es que se forme un tripartito con los tres partidos más votados. "Es posible que esto signifique el ocaso del Partido del Centro" reflexiona Sundberg. El Partido del Centro de la primera ministra Mari Kiviniemi ha sido hasta hoy pilar fundamental en la arquitectura política del país. Ganó en 2007 con 23,1% de los votos (51 escaños) pero los resultados electorales del domingo le han llevado hasta la cuarta plaza con un 15,8% de los apoyos (35 escaños).

En caso de un tripartito, la política sobre Europa pasará también por el filtro de la Socialdemocracia. El partido defiende que el actual formato de rescate a los países con problemas es injusto con los contribuyentes y que los bancos y entidades financieras deberían cumplir con sus responsabilidades.

Los observadores locales estiman que el partido de ultraderecha podría obtener hasta cinco ministros en un eventual Gobierno tripartito. Soini, hasta ahora diputado en el Parlamento Europeo, ya ha designado a su sucesor, lo que significa que se prepara para el futuro Gobierno.

Como los tres partidos están prácticamente empatados, es posible que Soini obtenga el Ministerio de Economía o de Hacienda. Todo apunta a que el futuro Primer Ministro será el conservador Katainen, de 39 años.

El líder de los conservadores creció en una pequeña ciudad del centro del país y se dedicó a la enseñanza antes de dedicarse a la política. Como ministro de Economía, cargo que ejercía hasta el domingo, Katainen afrontó el reto de dirigir al país durante la recesión. Su nuevo desafío será continuar por la senda proeuropea en medio de un clima más escéptico hacia Bruselas.

Pese a perder seis escaños, el joven Katainen logró una victoria histórica que convierte al partido conservador Kokoomus en la principal fuerza parlamentaria por primera vez desde la independencia de Finlandia en 1917.

El triunfo conservador permitirá a Katainen llevar las riendas a la hora de formar una nueva coalición mediante unas negociaciones que, según todos los analistas, serán las más complicadas en muchas décadas.

Los primeros contactos se prevén para los próximos días. "La semana Santa debe ser un periodo de recogimiento y reposo, como enseña la tradición cristiana", dice Timo Soini. "Después ya nos enzarzaremos en las negociaciones para el futuro Gobierno".

Los Auténticos Finlandeses también han sido acusados de partido machista. Soini le quita hierro al asunto: "Entre nuestros 39 parlamentarios hay 11 mujeres, eso demuestra que las respetamos mucho".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 19 de abril de 2011