Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP se rompe en Benidorm y un sector presenta lista propia

El PP de Benidorm (Alicante) saltó anoche en pedazos a las puertas mismas de la junta electoral de zona, ubicada en los juzgados de La Vila. La negativa de la dirección regional del PP -controlada por Francisco Camps- a ceder a la presidenta local, Gema Amor -del sector afín a José Joaquín Ripoll-, otros dos puestos de salida en la candidatura municipal que encabeza Manuel Pérez Fenoll imposibilitó cualquier acuerdo. A falta de unos minutos para la medianoche, Amor decidió presentar su propia lista por el Centro Democrático Liberal (CDL). La situación abre una grave crisis para el PP de Benidorm, que aleja sus posibilidades de recuperar la alcaldía.

La dirección regional del PP mantuvo ayer un pulso in extremis con el sector que lidera el presidente del PP de Alicante, José Joaquín Ripoll, para erosionar sus principales bastiones: Orihuela, Alcoi y Benidorm. Situación que obligó a los apoderados del PP a esperar hasta medianoche frente a los juzgados para registrar las listas municipales, que no se aprobaron hasta pocos minutos antes de expirar el plazo.

La pugna más dura tuvo lugar en Benidorm, donde Gema Amor, presidenta del PP local, tenía preparada una candidatura por el CDL (siglas que en unas localidades han acogido a socialistas y en otras a populares enfrentados a sus partidos) como alternativa a la del PP.

Orihuela y Alcoi

En Orihuela y Alcoi, feudos ripollistas, el PP regional de Camps metió cuña en las candidaturas municipales y modificó las propuestas realizadas por las agrupaciones locales de Mónica Lorente y Jorge Sedano, respectivamente.

La situación vivida anoche generó un intenso malestar en la dirección provincial del PP que preside Ripoll, quien no tuvo empacho en criticar la semana pasada la exclusión de su sector en la lista autonómica y la improvisación de las listas tramitadas ayer.

Ripoll acudió anoche a Villena a arropar a la alcaldesa, Celia Lledó, que presentó en un acto público su candidatura pese a que el comité regional de listas todavía no había dado su conformidad. En esta localidad, cinco concejales campistas abandonaron hace meses el gobierno, dejando a la alcaldesa, afín a Ripoll, en minoría.

En Alicante, la alcaldesa, Sonia Castedo, que no comparte la imposición del PP nacional de que Ripoll sea el número dos, evitó ayer ir a la junta electoral para validar su candidatura. Alegó motivos de agenda.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 19 de abril de 2011