Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Blasco da un millón de euros a entidades que investiga el fiscal

La coordinadora de ONG critica el recorte de ayudas a la cooperación

Cuatro entidades investigadas por la Fiscalía Anticorrupción en relación con las denuncias que afectan a la Consejería de Solidaridad y Ciudadanía sobre la gestión de ayudas a la cooperación han vuelto a recibir importantes subvenciones del departamento que dirige Rafael Blasco. Fundación Hemisferio -anteriormente conocida como Entrepueblos- ha obtenido 234.518 euros, Esperanza Sin Fronteras 274.205, Fudersa 270.761 y Asa de África 270.761. En total, las cuatro organizaciones han recibido 1.049.819,27 euros de los 7,6 millones otorgados en la convocatoria de ayudas a programas, proyectos y microproyectos de cooperación que ayer publicó el Diari Oficial de la Comunitat Valenciana.

Todas ellas se encuentran en el expediente entregado a la fiscalía por la diputada de Compromís Mireia Mollà relativo a una presunta trama organizada para obtener subvenciones. Los presupuestos de la consejería que dirige Rafael Blasco ya contemplaban ayudas de 1,01 millones de euros en total a Fudersa, Esperanza sin Fronteras y Ceiba -esta última también inmersa en la investigación- a través de distintas partidas.

La Fiscalía Anticorrupción trabaja en otra investigación que tiene su origen en la documentación entregada por la diputada Clara Tirado, del PSPV, relativa a las subvenciones concedidas por Solidaridad y Ciudadanía a la Fundación Cultural y de Estudios Sociales (Cyes). Sobre estas ayudas, la Sindicatura de Comptes ha detectado "incidencias significativas". En un informe especial reveló que 1,1 millones de euros pagados no están suficientemente acreditados después de que la fundación comprara dos pisos con el dinero de la subvención y la consejería le reclamara justificantes por otros conceptos. La Fundación Cyes, que obtuvo en 2008 dos subvenciones de 833.000 euros cada una, incumplía los requisitos para acceder a las ayudas al no tener la experiencia exigida ni concurrir junto a otra ONG, según la Sindicatura.

A esta cuestión, al reparto de las ayudas y al recorte de las subvenciones se refirió ayer la Coordinadora Valenciana de Organizaciones No Gubernamentales para el Desarrollo (CVONGD), la entidad que agrupa a las ONG de más solera en la cooperación valenciana. La coordinadora considera que las "irregularidades" detectadas por la Sindicatura "abren interrogantes sobre los procesos seguidos por Solidaridad y Ciudadanía tanto en la adjudicación de las ayudas como en la justificación de las mismas". Por ello, reclaman "la realización de una evaluación externa e independiente que verifique las labores que se debían haber llevado a cabo".

La coordinadora se muestra "sorprendida" por la concesión de ayudas en la reciente convocatoria a entidades "que están siendo investigadas por su mala gestión de fondos de cooperación". Pero también a ONG "de reciente creación" o prácticamente desconocidas. El comunicado de la coordinadora no entra en detalle sobre estas ONG. Distintas fuentes del entorno de la cooperación citan los nombres de Cazadores Solidarios, Soñadores Despiertos, Fundación Chinguetti, Fundación Concordia o Consenso Estratégico para la Solidaridad con África.

Frente a éstas, otras ONG "de prestigio y trayectoria consolidada" se han quedado sin ayudas, lo que "interrumpe procesos de desarrollo y acciones ya iniciadas en los países del sur". Sería el caso, según las mismas fuentes, de Atelier, Ingeniería sin Fronteras, Fundació Pau i Solidaritat, Musol o Solidaritat Internacional.

La coordinadora también censura los "drásticos recortes" que está sufriendo la ayuda al desarrollo. La Ley de Cooperación, que impulsó el PP, recoge que el Consell debe destinar el 0,7% de los presupuestos a proyectos de cooperación. Según los datos de la coordinadora, este porcentaje no supera el 0,18% y el dinero destinado al programa de cooperación ha descendido desde 2008. Entonces, el total de convocatorias sumó 37,9 millones de euros. Las de este año alcanzan los 13,3 millones, de las que 7,6 corresponden a las subvenciones concedidas ayer. "Estas cifras confirman la tendencia a la baja de los últimos cuatro años y que representan un recorte del 56,29%".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 15 de abril de 2011