Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Etapas reinas por el idioma

La Korrika inicia en Treviño su 17ª edición - Los participantes recorrerán 2.000 kilómetros en 11 días - La organización espera superar los 600.000 asistentes

Korrika, la marcha popular bienal en favor del euskera, no para de crecer. Hace seis ediciones que la organización no difunde los datos de asistencia, pero en 1999 contabilizaron unos 600.000 participantes. En la 17ª edición, que comienza hoy en Treviño y concluirá 11 días después en San Sebastián, esperan superar con creces esta cifra, pese a que no la harán oficial. "Tenemos la certeza de que Korrika crece constantemente", aseguró ayer a este periódico la responsable de la organización del evento, Edurne Brouard.

Organizada por los euskaltegis de AEK para concienciar de la importancia de la lengua vasca y recaudar fondos para que estos centros desarrollen su labor educativa, Korrika halla hoy un escenario más halagüeño que en su primera edición, celebrada en 1980. "Korrika evoluciona al mismo ritmo que lo hace la sociedad", apunta Brouard. Por tanto, ahora encuentra unos asistentes "fieles y que siempre repiten" que conocen más y mejor la lengua vasca que hace 31 años, cuando se puso en marcha.

"La cifra de participantes crece año a año", apunta la organización

El público de Korrika es de lo más variopinto. "Participa gente de incluso 98 años junto a madres con hijos recién nacidos que quieren demostrarles desde el primer momento la importancia del euskera", explica Brouard. Sin embargo, en esta edición la organización tratará de llamar la atención de los más jóvenes. Según Brouard, estos deben aprovechar el esfuerzo realizado por miles de personas que les han brindado el "privilegio" de poder estudiar la lengua vasca y usar el euskera en la vida cotidiana.

"Ha llegado el momento de utilizar el euskera definitivamente", abunda la responsable de la organización, que asegura que, al igual que leer un libro de Shakespeare en inglés si se conoce esta lengua resulta más gratificante que hacerlo en otro idioma, lo mismo sucede con uno de Bernardo Atxaga, en este caso en euskera.

Las miles de personas que recorreran en 11 días los cerca de 2.000 kilómetros de la Korrika, que discurrirán desde Treviño a San Sebastián pasando por localidades de toda Euskadi, Navarra y el País Vasco francés, rendirán tributo a Euskaltzaindia bajo el lema Maitatu, ikasi, ari... Euskalari ("Ama, estudia y practica el euskera").

Paralelamente a la carrera, también se desarrolla un programa cultural en el que participan distintas asociaciones, que van aumentando, igualmente, con el paso de las ediciones, con el fin de expandir la cultura vasca a través de la participación. De esta manera, este año se ha organizado un concurso de videoclips y otro de monólogos.

La asistencia a la Korrika es cada vez mayor y, por tanto, también el dinero que recauda la organización. Para participar en la carrera se debe comprar un distintivo que cuesta 12 euros y que permite portar durante un kilómetro el testigo oficial de la marcha.

Por el momento, la organización no sopesa la posibilidad de que la cita cambie su formato y pase a celebrarse de forma anual. Brouard precisó que ello sería inviable, ya que preparar este evento resulta costoso económica y logísticamente para unos euskaltegis que también deben organizar sus clases.

"Korrika requiere mucha organización, un trabajo que realizamos gustosamente sin duda, pero que lleva mucho tiempo", detalla su responsable. Un trabajo que pasa cada dos años por decenas de localidades de Euskadi con el euskera como bandera. "Se parece al Tour de Francia. No existe una movilización igual por un idioma", concluye Brouard.

El recorrido

- La 17ª edición de Korrika comienza hoy en Treviño. Durante 11 días recorrerá de forma ininterrumpida cientos de localidades de Euskadi, Navarra y el País Vasco francés. Tras su salida en Burgos, la marcha popular se adentrará en Navarra, recorriendo varios pueblos y visitando Pamplona mañana antes de las siete de la tarde.

- El lunes la carrera llegará al País Vasco francés, pasando por Bayona y por Saint-Jean-Pied-de-Port. Y el próximo día 12 se adentra en Guipúzcoa y por Irún, Tolosa o Eibar se dirigirá a Álava.

- El día 14, pasadas las cinco de la tarde, la carrera llegará a Vitoria. Al día siguiente, la marcha popular se dirigirá hacia Vizcaya y, después de pasar por Portugalete o Barakaldo, llegará a Bilbao también pasadas las cinco de la tarde. Finalmente, la comitiva en favor del euskera discurrirá rumbo a San Sebastián, donde, tras 11 días de recorrido, prevé llegar el domingo a las 8.37.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 7 de abril de 2011

Más información