Humala sube en los sondeos en Perú tras moderar su mensaje populista

El candidato nacionalista se distancia en una apretada carrera presidencial

El candidato nacionalista a la presidencia de Perú, Ollanta Humala, encabeza con holgura la mayoría de los sondeos a menos de una semana de la primera vuelta. A pesar de que en el último debate televisado entre los cinco candidatos en liza el exmilitar demostró que la oratoria no era su fuerte, el mensaje acerca de que él ha madurado y ya no es el populista emparentado con el chavismo venezolano que se presentó en los comicios de 2006 parece haber calado en los votantes.

En una Lima que rebosa de actividad económica, en la que se levantan rascacielos y centros comerciales como hongos, pero en la que también hay mucha pobreza y marginación, el discurso de Humala de mantener la política económica que ha llevado al país a batir récords de crecimiento mundial pero mejorando la distribución de la renta es lo que hace que suba como la espuma en las encuestas.

Ha calado el mensaje de que ya no está emparentado con el chavismo
Más información
Las dos caras del progreso de Perú

Humala no llegó al debate de la noche del domingo para ganarlo, sino para salir lo más airoso posible. Su fuerte es el mensaje de moderación y de cambio, pero su debilidad es que las clases medias y altas aún desconfían de sus intenciones. ¿Cuál es el verdadero Ollanta, el radical de hace cinco años o el moderado que apareció anteayer en el debate? Algunos limeños zanjan esa inquietud con una frase: "Antes quería ser Chávez y ahora quiere ser Lula". Lo cierto es que Humala parece haber hecho el mismo viaje al centro que el presidente García hizo entre el nacionalismo de Estado durante su primer periodo (1985-1990) y el mandato pro economía de mercado que culmina en julio. También tiene propuestas que recuerdan al programa que el Nobel Mario Vargas Llosa presentó durante la campaña para las presidenciales de 1990, como la de desarrollar económicamente el Alto Huallaga, la zona cocalera donde la narcoguerrilla de Sendero Luminoso campa a sus anchas.

Y es que a diferencia de hace cinco años, cuando los peruanos le dieron la espalda frente a Alan García en la segunda vuelta ante el temor de que Humala importara el socialismo del siglo XXI, el aspirante de Gana Perú se ha afanado esta vez por dejar bien clara su distancia con el presidente venezolano Hugo Chávez y reiterar que respetará la empresa privada, los tratados de libre comercio y la independencia del banco central. Ha logrado incluso que las agencias de calificación financiera como Moody's digan que aunque gane las elecciones, Perú mantendrá su solvencia financiera. El candidato también parece haber convencido a los votantes de su compromiso con la defensa de los derechos humanos, pese a que carga con una acusación jamás probada de abusos contra civiles durante la guerra contra el terrorismo que causó 70.000 muertos entre 1980 y 2000.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Detrás de Humala, la segunda plaza la disputan otros cuatro candidatos: la populista de derechas Keiko Fujimori, hija del expresidente encarcelado por crímenes contra la humanidad y corrupción. No solo no se ha distanciado de su padre, sino que juega la baza de que este sentó las bases del boom económico que vive hoy Perú. También se presentan como continuadores del modelo el expresidente Alejandro Toledo (2001-2006) y el exministro de Economía, Minería y funcionario del FMI Pedro Pablo Kuczynski. Ambos esgrimen, con estilos diferentes (Toledo, alias El Cholo por su mestizaje, es populista y pícaro; PPK, como apodan a Kuczynski, apela a la imagen de gestor eficiente y serio), que son la alternativa al "salto al vacío" que representan Humala y Fujimori. Por último, aparece el exalcalde de Lima Luis Castañeda. Ninguno de los aspirantes está ligado a un partido tradicional, barridos de la escena política desde las elecciones locales de 2008. El histórico APRA de Alan García, aplastado por las denuncias de corrupción, ni siquiera tiene candidato.

De izquierda a derecha, Alejandro Toledo, Keiko Fujimori, Ollanta Humala, Luis Castañeda y Pedro Pablo Kuczynski, el domingo.
De izquierda a derecha, Alejandro Toledo, Keiko Fujimori, Ollanta Humala, Luis Castañeda y Pedro Pablo Kuczynski, el domingo.P. AGUILAR (EFE)

Sobre la firma

Fernando Gualdoni

Redactor jefe de Suplementos Especiales, ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS como redactor de Economía, jefe de sección de Internacional y redactor jefe de Negocios. Es abogado por la Universidad de Buenos Aires, analista de Inteligencia por la UC3M/URJ y cursó el Máster de EL PAÍS y el programa de desarrollo directivo de IESE.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS